Tendencias modernas, el racionalismo


Los estilos en la decoración que hoy conocemos y que definen muchos de los ambientes de nuestros hogares, tuvieron experiencias decorativas que los precedieron y que influyeron sustancialmente en lo que hoy vemos y utilizamos en los distintos recintos.
761_casa_racionalista
Por ejemplo, el minimalismo que hoy conocemos y que determina de manera categórica los espacios con pocos elementos, de colores sobrios y en tonos neutros, así como solamente el uso de elementos indispensables en la habitación, tiene sus raíces en el racionalismo.
Este estilo busca utilizar materiales más bien definidos como rústicos, rodeados de mucha luz y con líneas puras y sencillez de detalles. Además, al igual que el minimalismo, evita cualquier tipo de elemento no funcional en la habitación.
Pero el racionalismo va más allá y se distingue del minimalismo en el hecho de que apela mucho al vidrio de los grandes ventanales o a los amplios portales que comunican el interior con el exterior en una búsqueda de crear una relación entre ambos espacios.
racionalismo
Esto, además proporciona la iluminación adecuada que tanto se requiere para los espacios que definen el estilo.
La relación que se busca con la naturaleza es una de sus principales características, además, los materiales de los elementos que conforman el ambiente se presentan puros, sin llegar a ser revestidos ni cubiertos por algún componente que reste su verdadera esencia.
Se busca que los materiales se presenten en su forma original, tanto así que se prefieren los elementos sin pintura, esmaltes o barnices, logrando mostrar de esta manera también sus texturas verdaderas. Igualmente, hay una predominancia en las muestras de contrastes de todo tipo, tanto en texturas como en tonalidades.
Aún hoy, el racionalismo en una buena alternativa que combina la simpleza del minimalismo con la conexión a la naturaleza. Algo muy usado en las tendencias modernas y acordes con la actual valoración del ecosistema.