La elegancia en la decoración de color negro

Bien combinado, el negro significa un ‘plus’ en la decoración de cualquier hogar. Deja de lado la idea de que el negro es un color sombrío, incluso tétrico, en cualquier elemento del mobiliario. Los mejores creadores han sucumbido a él. No te resistas.



El negro se ha convertido en tendencia en el hogar. Papeles pintados, sofás, cabeceros, jarrones, lavabos o cocinas, no hay estancia de la casa que la que este tono no encuentre su sitio.

Textiles en terciopelo, raso, delicado cuero, sobre ‘puffs’, sofás o sillones; la sofisticación más absoluta en magníficos aparadores barnizados en negro con puertas de ‘strass’ plateado. Sugerentes formas para los marcos de espejo, delicadas mesas de comedor acompañadas por sillas con respaldos imaginativos y alfombras de estampados rayados que trasladan nuestra imaginación a la sabana africana, complementan un espacio decorativo lleno de la magia que aporta el negro.

Decoración abierta

Sergio Gómez, director comercial de una conocida firma portuguesa de muebles, afirma que le gusta decorar en negro porque se trata de “un color neutro” que ofrece muchas posibilidades, a pesar de que es un “tono desvalorizado en la decoración”.

Gómez insiste en impulsar el negro pues, según su experiencia como interiorista, “potencia una decoración abierta”. Y añade, que pese a lo que pueda parecer, el negro no empequeñece el espacio “todo depende de qué colores y complementos se añadan”.

Frente a una mesa lacada en negro, la firma Sia, propone unas sillas en metacrilato transparente, colocadas sobre una alfombra de estampado en cebra que añade un toque más salvaje a la decoración.

Banak propone un dormitorio con cabecero cuarteado en piel negra y mesitas y cómoda del mismo color, para terminar vistiendo la cama con un edredón de seda negra y cojines moteados también en negro. Sin olvidar el detalle de las tulipas, también en azabache, sobre un soporte metalizado en plata.

La misma firma divide espacios con paneles tapizados en negro con irisaciones brillantes. Al ser un espacio abierto no constriñe la habitación y facilita la elección de los tonos para los muebles y textiles. Los complementos elegidos en blanco y en verde imprimen claridad y facilidad para crear un ambiente cálido y relajante.

También en el baño

El baño tampoco se desliga de la campaña por el negro. “The Hayon Collection”, la colección diseñada por Jaime Hayon para Bisazza, presentada en las ferias de Milán y Frankfurt, es todo un hallazgo.

La idea que está detrás de la nueva línea de complementos de baño ha sido claramente expresada por las palabras del diseñador en los siguientes términos: “La colección recuerda el glamur de los años 30, con un toque escandinavo y formas femeninas. La elegancia es su rasgo distintivo”.

Hayon reconoce que  “el ambiente del baño es el más importante de la casa, no se tiene que esconder. Es una habitación para dejar abierta”. El baño se transforma así en un lugar “rico en encanto y estilo, con una identidad fuerte”.

La primera colección incluye, además, complementos de baño: tocadores, lavabos y elementos de bañera completos de grifería, mamparas de ducha, espejos, lámparas, muebles contenedores y accesorios.

Las líneas sugieren de manera diferente la estética Art Déco, tanto por la utilización de formas que traen a la memoria este estilo, tanto por la paleta cromática (blanco, negro, oro, platino), como por los materiales utilizados, como el mármol, las cerámicas, el acero cromado y el aluminio, con acabado en color cobre brillante.