El bambú en las alfombras


Siguiendo las tendencias que permiten tener los hogares decorados con elementos naturales, las alfombras de bambú se presentan como una alternativa bastante agradable y práctica a la hora de complementar nuestros ambientes utilizando un material bastante noble y versátil, y que siempre ha demostrado adaptarse perfectamente a cualquiera de las estancias de la casa.
natura_tapis_photo2
Está comprobado que el bambú ofrece durabilidad a cada uno de los muebles o accesorios que son elaborados con él, detalle que en el caso de las alfombras reviste una gran importancia debido al tránsito que se produce sobre ellas.
Las alfombras de bambú están elaboradas con láminas preferentemente delgadas para que en conjunto ofrezcan mayor resistencia a las exigencias de su uso, y contrario a lo que se podría pensar, resulta ser un material bastante cálido que fácilmente se adapta al clima de las habitaciones.
Su mantenimiento es muy sencillo, ya que en la mayoría de los casos bastará con sacudirlas para eliminar el polvo instalado en su superficie, y para los casos en que ésta pueda mancharse con cualquier sustancia, bastará con utilizar un poco de agua jabonosa para quitarla, e incluso se puede hacer uso de alguna escobilla o una fina esponja lavavajillas.
Al ser elaboradas de un material que nunca se expande ni se contrae, las alfombras de bambú demuestran la firmeza de sus fibras, la misma que igualmente aporta una sensación fresca y ligera a los ambientes, lo cual la hace perfecta para usarse en cualquier temporada del año y bajo las condiciones que el clima establezca.
Son muy elegantes a la hora de utilizarlas para complementar las decoraciones de interiores o exteriores de cualquier tipo de vivienda, y no constituyen ninguna carga a la ornamentación de los recintos en las que se les ubique.