Como iluminar adecuadamente nuestro hogar


Iluminar con acierto no solo sirve para poder ver con claridad lo que tenemos cerca, en una casa una correcta iluminación multiplica la comodidad y la belleza del interior. La luz también sirve para admirar y contemplar, imprime carácter al ambiente, ya que acentúa los puntos de atención y crea diferentes atmósferas.
Es por ello que debemos usar la luz para atenuar, realzar o variar los colores, las formas, las texturas, y hasta para intensificar el valor de los muebles, así como para hacer más cómodas las zonas de trabajo.
Por ejemplo, en la cocina una buena iluminación reduce el riesgo de accidentes por escasa visión o sombras. Para ello recurre a tubos fluorescentes o focos empotrados bajo los muebles superiores, y siempre de forma que no deslumbren (cuanto más bajos, mejor). Los fluorescentes dan más luz y gastan poco, mientras que los focos ocupan menos espacio y también pueden ser de bajo consumo.
consejosilu1
  • En el estudio.
En la zona de estudio, favorecerás la concentración y evitarás que las viste se canse, si además de tener una iluminación ambiental cálida y acogedora, colocas sobre el escritorio una luz potente y directa (una lámpara orientable con pie articulado o un flexo), que no debe dispersar la luz ni deslumbrar. Coloca la lámpara en el rincón menos iluminado por luz natural (el opuesto a la ventana).
consejosilu2
  • En el salón, dormitorio o cocina.
La actual versatilidad de algunos espacios como el salón, dormitorio o cocina, donde existen varios ambientes y se realizan actividades distintas a la vez, requieren luces flexibles que se adapaten a ello.
Para lograrlo elige lámparas polivalentes, con reguladores de intensidad, que puedan dar luz general de trabajo o puntual. Estas también deben poder moverse, girar y apuntar individualmente en cualquier dirección, dando la posibilidad de cambiar la iluminación cuando sea necesario.
Emplea tecnología de vanguardia: la domótica; esta permite controlar y personalizar la iluminación con un mando a distancia y también te da la opción de programar el encendido y apagado y de  cambiar de color e intensidad según vayas a ver la televisión, escuchar música, trabajar, comer, etc.
consejosilu3
  • En el baño.
Además de producir gastos innecesarios, las luces muy brillantes resultan incómodas, por lo tanto debemos iluminar cada espacio en función de las actividad que se realize. En especial los tocadores y zona de espejo del baño, donde necesitamos una luz clara y uniforme, que evite sombras sobre el rostro; por ello te aconsejamos colocar apliques translúcido o con pantalla a los lados del espejo.
consejosilu4