Consejos para renovar los gabinetes de madera

Con el paso del tiempo, la suciedad y la grasa cubren los gabinetes; por lo tanto, es probable que sólo necesites limpiarlos bien para que luzcan brillantes nuevamente.

Utiliza un limpiador comercial especial para madera que puedes encontrar en cualquier ferretería o tienda de productos para el hogar. O, sino, mezcla tres cucharadas de aguarrás, tres cucharadas de aceite de linaza y un cuarto de agua hirviendo para obtener una solución limpiadora.



Para mezclar y aplicar la solución tibia, ponte guantes de goma; prepara más cantidad a medida que se vaya enfriando. Enjuaga la madera con agua limpia; utiliza periódicos o plástico para proteger el piso y las encimeras de posibles derrames.

Si con la limpieza no es suficiente, prepara la madera para pintarla o barnizarla: lija, aspira y limpia con un trapo empapado en aguarrás.

Si sólo quieres hacer que tu madera manchada quede más clara, te conviene decolorarla. Puedes usar cualquier decolorante para madera disponible en las ferreterías y en las tiendas de productos para el hogar.

También puedes preparar una solución compuesta por una parte de lejía o ácido oxálico y diez partes de agua. Aplica la mezcla en un día cálido y déjala reposar por unos minutos (el tiempo dependerá del color que quieras). Luego, lava la superficie de la madera con abundante agua.

Ten cuidado de que el agua no se acumule en ningún punto. Usa guantes de goma para trabajar; checa que haya buena ventilación. Coloca suficientes periódicos para proteger el piso y las encimeras de derrames.

Tíñelos
 
Si te gusta el tono y el veteado de la madera, tíñela y barnízala con poliuretano.

Consérvalos

El decapado les da una terminación opaca que saca a relucir las vetas naturales de la madera y, a la vez, permite embellecerla con color.

Pinta una mano liviana de pintura opaca, al aceite. Antes de que se seque, limpia con paño de arpillera; ten en cuenta que cuanta mas pintura quites, más vetas quedarán a la vista.

Si la pintura comienza a endurecerse y se te hace difícil quitarla, utiliza un paño embebido en aguarrás. Por las dudas te conviene quitar más pintura de la que consideres necesaria; siempre puedes volver atrás y hacer que la superficie decapada sea más oscura, con otra mano de pintura.

Prueba con pintura decorativa

Técnicas tales como la decoloración, el alisado con rodillo, el esponjado y el salpicado le darán mayor profundidad al acabado de tus gabinetes. Sigue estas instrucciones paso a paso, para asegurarte de obtener una superficie suave y fácil de limpiar.

Es posible que para las técnicas más complicadas precises la ayuda de un pintor profesional. Una forma sencilla de agregar más de un color consiste en pintar las molduras o los paneles de las puertas en tonos contrastantes. En cualquier trabajo de pintura, primero debes dar una mano con pintura base de calidad en la superficie de los armarios.

Cúbrelos

Otra opción es cubrir los armarios con otros materiales, como, con uretano, corcho o empapelado.