Remodelando tu casa (II Parte)

Continuando con el articulo anterior, seguimos dando los mejores consejos para remodelar tu casa.

Foto de Omega service, C.A



2. Compra pintura de primera calidad

"Para lograr los resultados más hermosos y duraderos, es importante utilizar la pintura de más alta calidad", aconseja Zimmer. "Para la madera y la mayoría de las demás superficies exteriores, la mejor opción es la pintura de látex acrílico al 100%".

Como estas pinturas contienen más sólidos que las ordinarias, forman una película más gruesa y duradera. Además, cubren mejor, por lo que ocultan a menudo los colores de viejos con pocas manos de pintura, ahorrando trabajo adicional y también dinero.

"Las pinturas de látex acrílico al 100% también tienen una mejor adhesión, por lo que se fijan mejor sobre una superficie preparada adecuadamente", añade Zimmer. "Y siguen siendo flexibles, por lo que pueden expandirse y contraerse con los cambios de temperatura. Estos atributos contribuyen a que las pinturas de alta calidad sean resistentes a desprendimientos y descascaramientos, lo cual aumenta la expectativa de vida del trabajo".

Generalmente, las pinturas de látex acrílico al 100% duran diez años o más, en comparación con los tres o cuatro de las de menor calidad. Por tanto, son de un valor mucho mejor en términos de costo por años de servicio, una consideración importante en tiempos económicos difíciles.

3. Usa brochas y equipos de calidad

Para obtener mejores resultados con la aplicación de pintura de primera, usa brochas y accesorios de calidad, destaca Zimmer. "El equipo de mejor calidad facilita el trabajo y contribuye a la aplicación de pintura en una capa más gruesa y uniforme, para lograr un trabajo con mejor apariencia".

La experta aconseja escoger brochas bien equilibradas y elásticas, con múltiples filas de cerdas divididas y colocadas firmemente en un grosor de 3/4 a 1 pulgada en una brocha convencional de 4 pulgadas.

Cuando trabajes con pinturas de látex, es importante usar brochas de cerdas sintéticas, idealmente de polyester. Según Zimmer, las cerdas de polyester mantienen su forma y la rigidez adecuada, independientemente de la cantidad de agua que encuentren.

4. Pinta en condiciones climáticas idóneas

Después que tengas a mano la pintura y herramientas de calidad, escoge el día adecuado para pintar.

Si lo haces, permitirás que la pintura forme una película firme, duradera y protectora.

Zimmer afirma que es mejor pintar exteriores en condiciones meteorológicas agradables, idealmente con una temperatura superior a los 50 grados F., y cuando no haya demasiado viento.

En días calurosos, trata de no pintar bajo la luz solar directa, pues las superficies expuestas a la luz directa pueden ser entre 10 y 20 grados más calientes que la temperatura del aire. Una forma de resolver esta situación y no dejar de parar el trabajo es comenzar pintando la parte sombreada de la casa.

Estas cuatro reglas para la pintura perfecta implican mucho sentido común y algo de autodisciplina. Pero si las cumples, la recompensa será un trabajo de pintura hermoso y profesional que durará muchos años.