Planea y organiza la remodelacion de tu casa (I Parte)

Cualquier persona que ha efectuado una renovación en su casa sabe que es costoso, requiere mucho tiempo y en ocasiones provoca dolor de cabeza; pero en el Hotel Marriott London Grosvenor Square se ha completado una renovación que duró 18 meses, gracias en gran parte a Ilse Mohr, ama de casa y ejecutiva del hotel desde hace 22 años.



De acuerdo con el gerente general de la propiedad Kevin Kelly, Mohr tuvo mucho que ver con el éxito de la renovación y con la reducción de molestias, tensión e interrupción hacia los huéspedes y personal del hotel.

¿Cuál fue su secreto para mantener tranquilo y estable al hotel mientras se creaba funcionalidad en el espacio, un nuevo lobby, un salón de baile, oficinas ejecutivas, centro de salud, mantenimiento a todos los pasillos y los 236 cuartos de huéspedes?

Primero se debe establecer una buena relación con el contratista y el personal que trabajara con usted. Además Mohr compartió algunas sugerencias para sobrevivir a una renovación y también para limpiar el lugar al concluir el trabajo:

1. Trabajar sobre un plan predefinido.- Si no se cuenta con uno, no se tendrán instrucciones claras para los especialistas en construcción y no se podrá reclamar ni corregir cosas que se hayan realizado incorrectamente

2. Decidir qué se va a realizar en los espacios y cómo quiere que queden.- Por ejemplo, en el salón ejecutivo del hotel, el objetivo era crear un lugar cómodo y funcional donde los invitados pudieran acudir para relajarse, comer y beber, socializar, o realizar algún trabajo. Para que todo esto pudiera llevarse acabo, era necesario contar con un escritorio adecuado, un área para poder contestar correos, asientos cómodos y flexibles, un área para ver televisión e instalaciones de cocina

3. Minimizar cambios.- Es demasiado fácil cambiar cosas conforme se va haciendo la renovación, pero se incurrirá en gastos costosos y se empleará mucho más tiempo, aún cuando los cambios sean menores

4. Tener claro el final.- Es importante mantener visualizado cómo quedará el trabajo finalmente, para que al concluir el trabajo se observe si era lo que se esperaba y compararlo con el resultado