Los mejores colores para la decoración de tu oficina de trabajo


¿Quieres mejorar tu rendimiento laboral o escribir un libro? ¡Elige bien el color de las paredes de tu oficina, despacho o habitación, e incluso el del fondo de pantalla de tu ordenador! El éxito y avances de la actividad y los proyectos que emprendas dependerán en cierta medida de los colores de los que te rodees.

Es lo que se desprende de un reciente estudio elaborado por científicos de la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá, que ha demostrado que los ambientes en los que predomina el rojo vuelven a las personas que los frecuentan más precisas y aptas para tareas que requieren el empleo de la retentiva y la atención, como por ejemplo la corrección de un material escrito. 

En cambio si lo que se deseas es fomentar o aumentar la creatividad, conviene trabajar y moverse en entornos de color azul, que es el más indicado para lograr buenos resultados en situaciones como "una tormenta de ideas”, destinada valorar un nuevo producto o a encontrar la solución a un problema determinado, según los autores de la investigación realizada entre 600 personas.

Pantallas rojas y azules
Los participantes en este estudio canadiense fueron divididos en tres grupos y tuvieron que resolver varias pruebas con las palabras o las imágenes que visualizaban en un ordenador, cuyo fondo de pantalla era rojo, azul o bien de color neutro. 

Los investigadores descubrieron que aquellas personas que trabajaron con un fondo rojo en su monitor, lograron mejores resultados en las pruebas de memoria y atención, en tanto que aquellos que utilizaron el fondo azul en su pantalla fueron superiores en las pruebas relacionadas con la creatividad. 

La investigación, liderada por Juliet Zhu, profesora asistente en la Escuela de Negocios de la Universidad de la Columbia Británica y recogida por el diario “The New York Times”, arrojó otros resultados sorprendentes como los de una prueba consistente en solucionar diversos anagramas.

Ánimo de colores

Un anagrama es un juego de palabras, que consiste en formar un nuevo vocablo o frase, al alterar el orden de las letras de otra palabra o frase anterior, por ejemplo: sidra-dirás; parte-repta; espuria–supiera, o "ensalada rusa-una las sedará".

En ese test aparecieron términos como "peligro", cuando el fondo de pantalla era rojo, o "aventura", cuando era de color azul. 

En otra de las pruebas se analizaron las reacciones de los participantes ante distintos mensajes publicitarios, encontrando que aquellos mensajes que mencionaban cualidades de productos o prohibían determinadas acciones llamaron más la atención cuando aparecían sobre fondos rojos, en tanto que aquellos que tenían diseños creativos o destacaban ciertas actividades positivas tuvieron más repercusión en fondos azules.

El uso de determinados colores,  aplicados sobre el cuerpo, la ropa o el ambiente, en forma de baños generales o haces de luz muy precisos de diferentes tonalidades puede ayudar a mejorar la salud y el bienestar, señala el doctor Miguel Pros Casas, uno de los fundadores de la Asociación Española de Médicos Naturistas (AEMN).

De acuerdo a este médico naturista, “el color influye en el  comportamiento y el humor de la persona y ejerce un marcado efecto fisiológico, y existe una relación entre las preferencias en materia de colores y el carácter de las personas”. 

En concreto, los dos colores tenidos en cuenta en el estudio canadiense tienen efectos bien estudiados por la denominada cromoterapia, una medicina alternativa que aprovecha la influencia de los colores sobre la persona, para prevenir y tratar distintos trastornos del cuerpo y la mente.

Según los cromoterapeutas, el color rojo, estimula y activa la vitalidad, estimula el hígado y el bazo, ejerce un efecto beneficioso sobre la depresión o el decaimiento, sobre las bronquitis crónicas, y es favorable para los casos de digestiones lentas o perezosas (estreñimiento).  

Por su parte el azul, fresco y relajante, ayuda a disminuir la tensión nerviosa, a eliminar las ideas obsesivas y a conseguir una mejor estabilidad emocional, se emplea contra dolores de cualquier tipo, en estados infecciosos y en heridas y quemaduras.