Lamparas colgantes para tu hogar


¿Qué tipo de lámparas utilizar dentro de cada habitación? Esa es una pregunta que nos hemos planteado muchos alguna vez. Existen varios factores a tomar en cuenta antes de elegir una lámpara:
  • Altura del techo.
  • Amplitud de la habitación.
  • Temperatura de luz deseada para el ambiente (fría con luces blancas o cálida con luces amarillas o de color).
  • Parte de la habitación a iluminar.
  • Tipo de decoración y colores del ambiente.
En el caso de que estemos pensando en iluminar una zona no transitada como la parte superior de una mesa de comedor o de centro de sala, las lámparas colgantes son una opción perfecta, sin embargo este tipo de luminaria se usa también en otras zonas, regulando la alturapara que no estorbe el paso.
Aquí te mostramos diversas opciones de lámparas colgantes que puedes elegir para iluminar las habitaciones de tu hogar:
lamparas-comedor.jpg
Estas lámparas han sido especialmente elegidas para situarse sobre la mesa de comedor. En el primer caso se trata de tres lámparas en línea que se extienden a lo largo de la mesa. Es necesario poner más de una pues son pequeñas y en ausencia de luz natural será imprescindible tenerlas todas encendidas.
lampara-colgante1.jpg
En este caso utilizamos una mucho más grande y con un bombillo más potente, que la vuelve autosuficiente para alumbrar el area de la mesa. Sin embargo en el resto de la cocina necesitaremos más luces de diversos tipos.
lampara-comedor3.jpg
Esta lámpara alargada abarca casi toda la longitud de la mesa, asegurando que en todas las ubicaciones habrá luz suficiente.
lamparas-colgantes7.gif

lampara-burbuja.jpg
lampara-roja.jpg
Como podemos ver, en la mayoría de lámparas se utiliza luz semicálida o cálida, pero no olvidemos que somos nosotros quienes elegimos el tipo de ambiente que queremos crear y que la luz es un elemento importante para lograr nuestro objetivo de hacer que el espacio que habitamos denote nuestra personalidad y hábitos. Elegir si se ponen luces blancas, amarillas o de color es una tarea de la que debes encargarte tú.