Estilos de baños para todos los gustos

Por mucho que lo deseemos no siempre podemos adaptar un baño al gusto de toda la familia. Sin embargo podemos aportar alguna clave para hacer de este espacio se convierta en un lugar adaptado a nuestras necesidades.

Los interioristas Germán Álvarez y José Manuel Fernández han diseñado un ambiente que tiene como función principal concentrarse y dejar los problemas fuera. Nada más contemplarlo choca la idea de ver un sofá dispuesto a ofrecernos lo mejor de su confort ¡en el cuarto de baño!.

'Hemos entendido esta habitación como un lugar de estar, donde es posible relajarse y encontrarse consigo mismo. Texturas naturales, luminosidad natural, materiales en bruto, contraste de texturas y también privacidad', dicen. Y añaden que se trata de las premisas con las que han creado 'este laboratorio de sensaciones'.

Pretenden llevarnos a un estado en el cualquier cosa fuera de ese recinto carezca de importancia. Aunque su concepto está marcado por la intención de disponer en casa una especie de 'spa' enfocándolo en la ducha, que es un elemento práctico que permite, gracias al hidromasaje, momentos de relax inigualables.

También muestran un espacio diáfano en el que nada estorba.

Un espacio natural

El baño, una estancia casi siempre con mucha humedad, puede resultarnos favorable para incluir plantas naturales en él, siempre y cuando el espacio lo permita.

Si realmente quieres hacer de él un lugar para el sosiego, la mezcla de blancos y verdes te ayudará a conseguirlo, porque parecerá que se encuentra en plena selva disfrutando de lo más acogedor de su entorno, con el sonido del agua invitándole a cerrar los ojos.

Con esta base, Silvia Trigueros y Celia Gómez han creado lo que denominan como 'Origami Soft' en Casa Decor. El lugar inicial donde se ubica el baño está marcado por una amplia luminosidad y unos cuantos metros extras para utilizar complementos que le den ambiente, como las plantas.

El carácter clásico de la arquitectura ha sido un aliciente añadido para 'potenciar esa esencia y conseguir, a la vez, un espacio fresco, acogedor y contemporáneo que reflejara la parte más natural y femenina de nuestro estilo', dicen las interioristas. Una generosa bañera de formas rectas, muy actual, y sin embargo sin encastrar, ofrece una mezcla singular.

'Las formas sinuosas, el juego de texturas mezclando papeles, tejidos y pieles, una abundante vegetación, una cuidada decoración y una paleta de color mediterránea con blancos, arena, piedra y verde agua, han sido nuestra herramientas para conseguirlo', concluyen.

Gusto para todos

Una propuesta diferente viene marcada cuando el mismo baño es utilizado por toda la familia. La sencillez y el sentido práctico priman por encima de cualquier otra consideración.

Si dispones de espacio, por mínimo que sea, considera la posibilidad de poner dos lavabos consecutivos, la encimera también se duplicará y no tendrás necesidad de añadir muchas más baldas en la pared.

Además, te permitirá colocar dos amplios armarios bajo ellos, cajones muy amplios llenos de compartimentos especiales para guardar toallas y demás menaje de baño, además de botes y cremas.

En esta circunstancia sustituye el verdor de las plantas por pavimento o azulejos verdes, te ayudará a dar esa sensación de frescor tan necesaria en el baño. Si además puedes introducir un ambientador con aroma a cítricos o a pino, mucho mejor.

En baños para toda la familia es mejor instalar una ducha que una bañera. Rápida y cómoda, ahorra espacio y tiempo si alguien tiene la tentación de relajarse y los demás están esperando su turno.

El lema de la firma sueca Ikea es que ningún baño es demasiado pequeño para dar cabida a todos.