Decoración de la recamara para el día de San Valentín


El amor está en el aire, por eso si estás buscando ideas para reavivar el romance y revivir la chispa en tu dormitorio aquí te presentó algunas soluciones de bajo costo para llevar un poco de estilo a tu santuario privado.

La cama el centro de todo
Ten en cuenta que la cama siempre debe ser el punto focal de la habitación, así que si te falta una cabecera, el mejor truco es pintar una en la pared. Marca un rectángulo, del ancho de la cama y tan alto como quieras, puedes marcar los límites con cinta para pintores.

Un consejo es usar la cinta verde, que encuentras en tu tienda preferida de mejoras para el hogar, esta cinta, a diferencia de la antigua cinta azul, filtra menos pintura por debajo. Una vez que la remueves la pintura hará la ilusión de la cabecera de una cama.

Además de la cabecera pintada, o quizá en lugar de ella, también puedes usar  algunos tableros de una nueva forma. Simplemente coloca unos ganchos para cuadros y cuelga directamente los marcos sobre la pared, con menos de $100 puedes formar una nueva cabecera y muy creativa.

Otra buena idea que he usado en algunos ‘makeovers’ es tomar piezas de madera ya pre cortadas y darles un acabado con pintura. Puedes crear patrones con las piezas o alternar las de mayor acento visual en el diseño.

Aunque no lo creas, añadir una pieza pequeña de niquel al centro de los cuadros de madera le dará un look más contemporáneo al acabado. Yo vi este estilo en un restaurante en Orlando en los Universal Studios City Place y comencé a pensar en cómo lograr el mismo efecto con poco presupuesto. Un buen consejo es buscar la inspiración en lo que te rodea.

Cortinas románticas

Finalmente la cosa más sencilla que puedes hacer es poner un cortinero con su cortina detrás de la cama, habiendo o no ventana. La tela hace un ambiente en la habitación y le da a la cama un fondo lujoso y romántico.

Una vez que tienes la cabecera que desees puedes culminar con un nuevo set de confort. Nota de diseño: Las que ofrece Bed-in-a-bag son una opción para ahorrar dinero, pero asegúrate de romper el patrón existente, tirando las almohadas, para personalizar el look.

Yo sé que tu novio o esposo pueden quejarse de que hay demasiadas almohadas, siempre oigo esto entre las esposas durante sus consultas, pero yo creo que es un pequeño sacrificio que se debe hacer para tener un hermoso espacio.