Alfombras al estilo vintage


Olvídate del concepto de alfombras de otro tiempo. La novedad viene marcada por propuestas innovadoras que te sacarán de un letargo visual en materia de diseños para cubrir el suelo.

Entre todas las opciones de la temporada hay una que sobresale de entre las demás y son los diseños en patchwork de la firma Carpet Reloaded. Un concepto novedoso para conseguir una decoración cálida e intensa que descubre hasta dónde el ‘reciclado’ de productos antiguos, pero de calidad, pueden formar parte de su decoración.

El proceso de creación se basa en la decoloración de alfombras de gran calidad, de la primera etapa del siglo XX, que después se tiñen y cosen como si se tratara de una sencilla composición a pesar del laborioso proceso de transformación que suponen. 

Una propuesta de esta naturaleza nace de un espíritu y una inquietud de innovación, marcada por el origen y presente de los propietarios de Carpet Reloaded que define su seña de identidad. Se trata de una familia de origen persa, que hace una generación se trasladó a vivir a Milán (Italia). A pesar de la distancia, sus lazos con Irán e Israel – son descendientes de judíos- se han mantenido en todo momento, sin olvidar que una nueva generación es italiana. Su propia historia engloba a oriente y occidente: conceptos tradicionales, aunando los más novedosos movimientos contemporáneos de creatividad.

Suelos ‘vintage’

Eduardo Ibáñez, director de Carpet Reloaded en España, explica que “se trata de un concepto ‘vintage’ en la decoración. Piezas antiguas, vividas, que con un proceso innovador a través de la decoloración y entintado se transforman”. Provienen de medio oriente, y la maestría en la selección de las piezas, en su despiece y en la unión eso es lo que, al final, da un resultado tan característico.

Ibáñez advierte que no se trata de reinventar una alfombra que ha pasado “de generación en generación”. “Si es así, conserve la que tiene”. Esta propuesta es completamente diferente.

Se trata de seleccionar piezas originales, alfombras persas de nudo, hechas a mano, de lana. “Estamos hablando de alfombras persas, ahí está el origen de la belleza y de la calidad. Están desgastadas por el uso, y esa es la razón de que el color no prenda igual en cada uno de sus lados”, comenta el director de Carpet Reloaded. 

Según el uso que se le ha dado, la colocación de los muebles, el paso del tiempo y todo tipo de situaciones propias de un hogar marca que su desgaste en un punto u otro haya sido distinto. El tinte, por tanto, prende de manera desigual en cada una de las piezas, y ahí también radica su belleza. Sin olvidar el virtuosismo del artesano que compone cada alfombra y decide el lugar de cada una de ellas, definiendo así el particular encanto de cada pieza, lo que en definitiva la hace única tanto en su medida como en su composición.

Ambientes

Una propuesta tan novedosa y vanguardista como esta, sin embargo, permite una utilidad muy variada, pues se puede incorporar a una decoración contemporánea, minimalista o a un ambiente más ecléctico. “Lo mejor de este tipo de alfombras es que no queda encasillada dentro de ningún estilo de decoración”. 

El concepto de patchwork de las colchas tradicionales americanas se combina con colores “rompedores y modernos”. Tonos intensos que abarcan una gama de veinte  tonalidades. “Son piezas que tiene mucha personalidad y que marcan mucho la decoración”, indica Ibáñez.

De este proceso no se puede beneficiar cualquier tipo de alfombra, cada pieza debe de tener un valor. No se trata de seleccionar sin analizar la calidad, “porque no todo se puede recuperar. Se trata de que tenga un valor añadido”, a pesar de su deterioro, indica Ibañez.

Según el experto, en tiempos de crisis es difícil que se valore la artesanía de una alfombra elaborada a mano. “El comprador aprecia este tipo de artículos, porque aúna un resultado que es muy atractivo, con un proceso artesanal y que eso lo valora. No todo el mundo está dispuesto a realizar una gran inversión en una alfombra clásica, de seda, por ejemplo”.

El tamaño de estas alfombras tan singulares es muy variado. Cuanto mayor es su tamaño más se percibe su belleza. “Pero no es necesario que sean 4 metros x 3 metros”, comenta Ibáñez. Las podemos encontrar en dimensiones tan habituales como 2,40 metros por 1,70 metros, y seguir apreciando su vistosidad.