Vivir en casas de madera


Vivir en chalets de madera como la de los cuentos, es un sueño que desde niño se tiene, pero que muy pocos lo pueden hacer realidad.
En muchos lugares se ha apostado a la construcción con maderas, ya sean del propio lugar, o traídas de otros lugares, pueden ser nacionales o importadas.

Actualmente la cultura de las construcciones en madera ha crecido y no sólo se construyen en los bosques o en las montañas, donde abunda la madera, sino que se  construye con ella para no dañar la ecología visual, y por ser el material que se tiene más a mano.
Pero ahora se está empleando la madera en las playas y también en las ciudades.
Los chalets de madera tienen muchas ventajas, respeto al medio ambiente, ahorro energético, fácil de reciclar, ahorro de materia prima, la madera es el material más sano para la construcción, y no la afecta el paso del tiempo.

Las mejores maderas para la construcción de casas son las maderas duras.
Las casas se construyen sobre pilares de madera dura a 40 cm. del suelo, o sobre patines corridos de hormigón armado, con cámara de aire y piso flotante.
Hay muchos estilos en chalets de maderas, nórdico, de estructura panelada, canadiense,  escandinavas,  modulares, prefabricadas, pérgolas para el jardín según el estilo de la casa y otros. Una decoración que va muy bien con un chalet de madera es la decoración country. O sea que si pensamos en decoración de chalets de madera la mejor opción es visitar los consejos sobre decoración country que ofrecemos en nuestra red de blogs.

Se pueden construir con troncos, con entramado ligero, o con tablones.
Las maderas son tratadas contra las termitas, hongos, carcomas, se le debe hacer el mantenimiento de repintado primero cada 3 años y luego cada 7 años.
En los países nórdicos aún están en pie construcciones de maderas que tienen 1500 años.