Las lamparas ideales para el dormitorio

fig9.jpg
Cuando se habla sobre la iluminación del dormitorio, casi todos creen que basta con una luminaria central y dos lámparas para las mesitas de noche de noche.
No podríamos estar más alejados de la verdad ya que la luz central solo alumbra los pies de la cama, lugar que precisamente no necesita de luz alguna. Lo que es necesario iluminar son los espacios vecinos al armario, cómoda u otro mueble del dormitorio. Por lo tanto, para una iluminación general se necesita una sencilla lámpara de plafón cuyo resplandor se pierde en el cielo raso.
Sobre las mesitas de noche se debe colocar unas lámparas, no solo decorativas, sino mas bien que se adecuen a las exigencias precisas que han de satisfacer. Para aquellos que leen en la cama, es conveniente escoger una lámpara de brazo, orientable que ilumine directamente el libro sin molestar a la persona con quien se comparte el dormitorio.
Para este caso podría servir cualquier lámpara de variable intensidad de iluminación. Sin embargo, cuando en el dormitorio se destina algún espacio para leer, coser o escuchar música es pertinente instalar una lámpara adecuada para esos propósitos.
Actualmente en el mercado existe una gran variedad de luminarias desde muy sobrias para las personas adultas, hasta novedosas y extravagantes para la gente joven.