El color rosado en la decoracion de interiores

El color y la luz son elementos imprescindibles para dotar de personalidad a un espacio. Cada uno tiene sus tonalidades favoritas, pero las preferencias no son gratuitas porque cada color tiene un significado especial que explica su atractivo y riqueza.
Aunque casi siempre son asociados a lo femenino, el rosa y sus derivados han sabido adaptarse y servir de inspiración a las diversas tendencias con ese aire de romanticismo y elegancia que solo ellos pueden evocar.
Producto de la combinación del rojo y el blanco, el color rosado reúne su intensidad y pureza ideales para obtener la armonía espiritual y buena vibra. Debido a que es una tonalidad pastel, se puede usar sin inconveniente con colores oscuros para graduar su fuerza.
Una manera de lograrlo es teniendo como fondo una pared oscura y realzarla con repisas rosas que contengan adornos blancos y del mismo color, al igual que juego de cubrecama, la mesa de noche y las cortinas. No habrá peligro de lucir repetitivo si usan pocos ornamentos y se pone un color de piso diferente:
13dormitoriorosapastel1.jpg
Si se quiere un efecto más lúdico, podemos usar dos colores en la pared: el rosado y uno que también evoque relax y neutralidad, como el verde. Además se puede jugar con las variantes del rosa en el cubrecama y usar cortinas y cuadros de diferentes colores, siempre equilibrando con el blanco de los muebles y accesorios:
13dormitoriorosacombi2.jpg
Para un ambiente más romántico es recomendable usar una tonalidad más intensa como el fucsia en la cama y envolver la habitación de una pintura violeta para dar la proporción ideal entre fuerza y delicadeza.
Apelando a esa correspondencia, se puede colocar objetos de madera oscura con un diseño oriental -como biombos con tapices árabes- para crear una decoración mística y que ayude a liberar las energías negativas:
13dormitoriorosafucsia3.jpg