Un buen sofá para leer


El rincón de lectura puede ser un lugar perfecto para escapar del estrés del día a día y para descansar disfrutando de un buen libro, por ello debemos prestarle atención a su decoración, mobiliario, iluminación, etc, para crear un lugar acogedor y cómodo.
Uno de los elementos que no puede faltar en nuestro lugar para la lectura es un buen sofá o sillón. El mismo debe ser confortable para poder descansar. Podemos encontrar en el mercado una gran variedad de sofás diferentes, de colores, tapizados, formas y estilos distintos, entre los cuales elegir. El mismo debe combinar con la decoración, y no ser un objeto más.
También debemos tener una mesa pequeña donde situar la lámpara y las cosas u objetos que queremos tener cerca. La misma debe ser funcional, debe tener una altura adecuada y combinar con el estilo de decoración que elegimos.
En cuanto a la librería, podemos fabricarla nosotros mismos o adquirirla en el mercado. Las hay de numerosas formas, tamaños y materiales. En el actualidad podemos encontrar librerías de diseños realmente sorprendentes que le darán un estilo único a nuestra sala de lectura.
Otra papel fundamental lo cumple la iluminación. A la hora de decidir la iluminación para este lugar, podemos optar por dos formas diferentes de hacerlo: utilizar una iluminación directa o indirecta. Si nos decidimos por la primera, lo ideal es colocar una lámpara de pie o de mesa junto al sillón de lectura. Si en cambio, optamos por una luz indirecta o difusa, debemos dirigir la luz hacia el techo para que sea reflejada por éste.
Para complementar el mobiliario, podemos colocar objetos decorativos, cuadros, un equipo de música, velas, etc.
Lo más importante es hacer de este lugar, un sitio cálido que invite al descanso y donde podamos estar tranquilos.