Muebles para la habitación infantil

mueblecolgadoB.JPG
Muchas ideas para decorar y amoblar la habitación de los niños pueden venirnos a la mente. Las mejores intenciones y los más finos gustos pueden chocar sin embargo con otras consideraciones, como la seguridad y la limpieza, por un lado, y con el máximo aprovechamiento del espacio, por el otro.

En el caso de los muebles, la búsqueda de ahorro de tiempo y dinero también puede precipitarnos. Colgar muebles en la pared es una práctica muy común, sobretodo hoy en día que los inmuebles (en especial los departamentos) se construyen cada vez más pequeños. Para ayudarte a tomar una buena decisión, te brindamos algunas observaciones.
Ventajas:
  • Permiten contar con un mayor espacio de desplazamiento horizontal en la habitación, al dejar una mayor porción de suelo libre.
  • Aleja objetos de los niños, principalmente aquellos que requieren de supervisión adulta para su manipulación, como los DVD’s por ejemplo.
  • Dependiendo del estilo, pueden servir como cuadros decorativos, dibujando diseños alegres sobre ellos.
Desventajas:
  • Siempre es un riesgo colocar objetos en altura. Sobre todo cuando están muy cerca de la cama del niño (como es el caso de la foto). No sólo por lo que podamos guardar ahí -que al final se puede limitar a peluches, ropa de cama, etc.- sino por el mueble en sí.
  • Saber que hay cosas fuera de su alcance es el estímulo más grande que puede tener un niño para tratar de alcanzarlas. Dependiendo de su edad, hará todas las acrobacias que su cuerpo le permita, exponiéndose a sufrir algún accidente.
  • La suciedad acumulada sobre ellos es más difícil de limpiar, lo cual haría que ésta se acumule, generando todo tipo de complicaciones relacionadas con la salud.
Si luego de descartadas todas las alternativas, consideras que disponer un mueble colgado es la única opción, ten en cuenta estos temas al hacerlo. Así reducirás el peligro y le darás el mejor uso posible.