Los murales en la decoración del hogar

La decoración de tu casa con murales consiste en el dibujo de ciertos diseños de gran tamaño que le brindarán vida y personalidad a cada pared o área donde los pintes. Pintar murales en las paredes, pisos y hasta los muebles de tu casa se hace fácil gracias al uso de plantillas que están disponibles en el mercado.
Esta técnica de pintar con plantillas estuvo en apogeo en Europa en los siglos XVII y XVII como un método de colomural para las paredes a mano. Hoy, pintar con plantillas es algo muy popular y constituye la técnica menos costosa de decorar una habitación.
Estos murales, además, si se aplican verticalmente, tienen la ventaja de hacer que la habitación luzca más grande, si se aplican alrededor de algún detalle placentero o estrafalario en la casa, el mural llamará la atención hacia esa área en particular.
fig14.jpg

La técnica básica de pintar murales con plantillas consiste en los siguientes pasos:
  1. Medir la altura y el ancho del área a pintar y dibujar el perímetro de la plantilla de modo que quede derecha.
  2. Aplicar la plantilla adhesiva al área a pintar.
  3. Aplicar en la paleta una cantidad de la pintura acrílica del color deseado.
  4. Con una brocha tomar una pequeña cantidad de la pintura y utilizando un movimiento de pequeños golpes pintar sobre la plantilla.
  5. Una vez terminado dejar secar y luego remover la plantilla delicadamente.
  6. Para continuar con el mismo patrón a los costados volver a pegar la plantilla siguiendo las marcas hechas en el paso número uno.
Siguiendo la misma técnica puedes entonces pintar los diseños en armarios, puertas y demás muebles que necesiten un poco de vida.
fig24.jpg