La decoración del futuro


Al llegar un nuevo año, es época de cambios, de animarse a hacer lo que hace años no  se habían animado a hacer.
La decoración futurista, hace recordar al interior de las naves espaciales, con superficies metalizadas, aluminio, policarbonatos, mucho cristal, materiales plásticos y otros elementos.

El estilo minimalista se lleva muy bien con el estilo futurista, están separados por muy poquito, sin detalles ornamentales en las paredes y en los muebles.
La combinación que más se usa, es el acero, con el cristal negro, junto con ellos las líneas simétricas y asimétricas.

La ornamentación se ha cambiado por el DVD, el equipo de audio, el computador, los espacios son cubiertos por la tecnología, y todos los ambientes son multifuncionales.

El estilo futurista deriva del movimiento surgido en la primera mitad del siglo XX, fundado por Marinetti, que pensaba que la tecnología es más hermosa que las obras de arte, buscando el confort que los nuevos materiales ofrecen.

Aquí no se tuvo temor de usar materiales que hasta el momento, no estaban explotados, y nuevas tecnologías.

Los electrodomésticos también son de última generación, siguiendo las líneas geométricas.
Es un diseño atrevido, que rompe la monotonía de la decoración tradicional, con elementos totalmente nuevos, que se ponen en lugares sin ningún mueble.


Los más usados son los colores vivos y  fluorescentes, y el blanco porque da sensación de amplitud, los objetos son diseñados con los principios ergonómicos.
Aquí la imaginación no tiene límite, y todo lo que se ve en las películas de ciencia ficción vale, y va bien en la decoración futurista de la casa.