La decoración de una habitación chica

fig18.jpg
Lidiar con habitaciones pequeñas es algo muy normal en estos días. Con una simples soluciones prácticas podemos agrandar el espacio sin necesidad de tirar paredes y remodelar el depa completo.
Lo más básico para lograr este efecto agrandador es utilizar espejos. Colocar un espejo al otro lado de una ventana reflejará la luz hacia el resto de la habitación. Para lograr este efecto aún con las cortinas cerradas debes usar cortinas claras o semitransparentes.
Una buena iluminación también ayuda a abrir un ambiente y crear un look más grande. Luminarias instaladas estratégicamente es una opción excelente para este fin.
Un reto muy común con el cual hay que lidiar al decorar una habitación pequeña es utilizar piezas de muebles de gran tamaño. Es muy difícil hacerlo sin lograr que la habitación se vea saturada y desordenada. Puedes liberar un poco de espacio minimizando los accesorios decorativos en las paredes. Utiliza una pintura de color claro y utiliza cortinas en lugar de persianas para las ventanas.
Al organizar los muebles en una habitación se suele colocarlos contra las paredes a lo largo del perímetro. Sin embargo, una buena forma de disponerlos es en pequeños grupos y así también lograrás crear diferentes ambientes dentro de la misma habitación.
Utiliza un perchero alto para desviar la mirada hacia arriba y de esa manera que la habitación se vea más grande ya que estas maximizando el espacio vertical.
Utilizar muebles multifuncionales es también una buena idea para ahorrar espacio. Por ejemplo, un futón que se convierta en cama. De esta manera también lograrás una habitación versátil que sirva para varias funciones.