Consejos para decorar la lavandería

fig30.jpg
La lavandería y la habitación donde se hace el planchado de la ropa son las zonas de nuestra casa en la que menos ponemos atención a la hora de decorar. Nos preocupamos porque estén ordenadas y limpias pero en realidad hay ciertos detalles que hay que tener en cuenta para que el tiempo que pasemos en esas habitaciones cumpliendo con las tareas del hogar sea algo placentero.
El lugar donde empezaremos con la decoración es cambiando el aspecto de las paredes. Si nuestra línea de lavadora y secadora es de color blanco podemos mantener la blancura del cuarto de lavado con una pared blanca, lo cual además inspirará a limpieza y orden. Si por el contrario quieres agregar algo de contraste, considera aplicar colores primarios en tonos claros para que la habitación permanezca alumbrada.
Una forma de mantener el equilibrio y orden dentro del cuarto de lavado y planchado es instalar muebles que cubran la lavadora y secadora. Estos muebles pueden mandarse a hacer en melamina y así, cuando no se esté realizando ningún lavado ni secado, las puertas de los muebles se mantendrán cerradas.
Algo que luce muy mal son las bolsas de detergente apiñadas cerca a la lavadora. Lo mejor es vaciar el polvo en frascos los cuales se guardaran en un gabinete especialmente colocado para los artículos de lavado. Así lograremos mantener el orden.
Es útil también instalar un reloj en la lavandería, así no perderás noción del tiempo mientras le sacas el sucio a las medias de tu hijo. Otros detalles que resultan muy útiles en la lavandería son la instalación de repisas, estanterías y un armario para guardar las escobas, trapeadores y otros artículos de limpieza.
La tabla del planchador puede colgarse en un arnés colocado detrás de la puerta para que no ocupe espacio mientras no se esta utilizando. Si la habitación tiene suficiente espacio se puede incluir un armario especialmente dedicado para el planchador cuando está plegado, la plancha y demás artículos.