Maneras de aprovechar la luz natural

El ingreso de luz natural a una habitación está dado por su orientación geográfica (el punto cardinal al que mira), su entorno inmediato (por ejemplo, si hay un edificio enfrente o no) y el tipo de aberturas que se utilizaron para su construcción.
Por ello, el esquema de luz natural en diseño de interiores es tema casi excluyente del constructor y, excepto por algunas pequeñas reformas de obra, no podemos modificar esta condición estructural.
Sin embargo, contamos con una serie de recursos que nos permitirán manipular la luz natural existente en busca de un mejor aprovechamiento. La elección y distribución de los muebles, los colores, las superficies, las texturas o el tratamiento de las aberturas, son algunos de los recursos que servirán para aprovechar la luz natural.
En este informe, conoceremos algunos de estos recursos que están a nuestro alcance. (No se van a abordar aquí conceptos de construcción, ya que cada lugar geográfico posee condiciones particulares y que influyen según la orientación del inmueble para cada ciudad en particular y la estación del año que se tome en cuenta. Para esta información recurra a un arquitecto local quién podrá informarle al respecto. Muchas veces es conveniente informarse antes de comprar una propiedad, ya que habrá ciertos elementos que luego no podrá modificar.)