Como aprovechar el tamaño de los salones

Uno de los ambientes de la casa donde mayor tiempo pasamos desarrollando diferentes actividades es el salón. En los hogares de hoy se ha convertido en un espacio tan versátil que acoge reuniones de amigos, momentos de relax leyendo o viendo la TV, y también en un rincón de estudio o trabajo.
Para aprovechar al máximo los metros disponibles, debemos hacer uso de nuestro ingenio, colocando estratégicamente piezas de mobiliario con medidas apropiadas. Así lograremos multiplicar el espacio, la luz y la capacidad del salón.
Si lo que queremos es separar y diferenciar ambientes (salón y comedor, por ejemplo), podemos dividir sin hacer obra. Las correderas a la vista, es decir, las que van colgadas del techo a la pared y se deslizan en paralelo al tabique, son una opción de cierre muy aconsejable para casas con estilo moderno.
También puedes optar por los tan de moda paneles japoneses, estructuras de madera con papel de arroz u otro material liviano, que pueden ser fijas o con partes deslizantes, dan sensación de ligereza llegando a pasar casi desapercibidas.
espaciosalon4
Aunque no podemos vivir sin la TV o el DVD, sí podemos evitar que dominen todo el salón. Colocar la televisión de tal manera que no ocupe demasiado protagonismo integrándose a la decoración es posible gracias a las pantallas planas.
Puedes colocarla en un panel de madera, atornillado a la pared, como si se tratase de un gran marco en un color distinto para que destaque o igual que el de la pared para que se integre.
En un mueble bajo de una altura máxima de 45 cm, con espacio para colocar otros equipos y guardar CD o DVD, y sin dejar cables a la vista; si tienes una librería de gran tamaño, integra la TV entre los libros, en un espacio a su medida, a la vista u oculta tras unas puertas correderas.
espaciosalon2
Las librerías cobran cada vez mayor protagonismo en la decoración de un salón. Un buen recurso para aprovechar el espacio alrededor de una puerta, ventana o sofá, es hacer a medida una librería puente; por otro lado, los modelos bajos ayudan a rentabilizar la pared bajo una ventana, la trasera del sofá, los huecos al lado del radiador, etc.
Si deseas que se integre a las paredes, puedes elegir un modelo simétrico empotrado y pintado del mismo color, no te restará metros, y gracias a su tamaño, las puertas interiores no harán que se vea demasiado recargada.
espaciosalon3