Los espejos en las paredes, una ayuda a al decoración

Siempre pasa que en la casa hay una pared desnuda que no tenemos con qué decorar, o nos estamos mudando a un apartamento nuevo y ni siquiera hay presupuesto para pensar en costosas obras de arte…
1
Para pasar el mal rato, nada mejor que acudir a la creatividad, y pensar en que podemos decorar con poco presupuesto causando un gran impacto.
Una manera es utilizando varios espejos, que vengan en varios tamaños, de modo que los dispongas sobre la pared en conjunto. Puedes poner cinco o seis espejos haciendo una forma de estrella, o la forma que se te ocurra. No es necesario para esto, tener espejos caros ni nuevos. Puedes conseguirlos en ventas de segunda mano o tiendas de descuento.
Si crees que el marco del espejo está deteriorado o luce feo, puedes pintarlo con laca o forrarlo a tu gusto con algún encaje o tela, y así el o los espejos, adquieren un toque personal único e inigualable.
Las fotos, enmarcadas en cuadros, son también un excelente recursos para vestir una pared aburrida. Con varios marcos de fotos similares, haz un collage con las mejores fotos que tengas.
La pintura, es también un recurso que puedes utilizar para vestir tus paredes, o las calcomanías. Hacer dibujos de plantas, ventanas o paisajes, siempre funciona perfecto en una pared que hasta la hora, ha estado desnuda.
En el caso de hacer figuras geométricas, puedes aventurarte a pegar algunas figuritas al centro de esas figuras pintadas, las cuales puedes conseguir en tiendas de descuento. Un ejemplo son los adornos navideños.