Practicas cortinas para las puertas de vidrio

Lo más habitual es que se coloquen cortinas sobre cualquiera de las ventanas de nuestros hogares, pero debemos saber que también es posible que tengamos estos mismos elementos sobre las puertas. Claro está que estamos hablando de puertas de vidrio, y por lo general, aquellas que son de grandes dimensiones.
Estas puertas de vidrio casi siempre se encuentran en casas de grandes dimensiones y en aquellas que están construidas en el campo o en espacios amplios, lo que permite que se pueda tener una mejor visión de la naturaleza y un mayor contacto con ella.
Aun así, también hay puertas convencionales, y no tan grandes, que están elaboradas de vidrio y que algunos optan por vestir con cortinas, porque sienten que se acomoda a la decoración del ambiente que las contiene.
cortinas puertas
Sin embargo, lo más habitual es colocarlas sobre puertas de vidrio grandes que dan hacia los jardinesterrazas, patios, campos abiertos o playas, para lo que debemos encontrar los tipos y modelos que más se presten para ello, de acuerdo al uso que les demos, a la cantidad de luz que deseamos tener, a la calidad de nuestra intimidad, y obviamente, a nuestros gustos personales.
Para ello, hay que saber que son las cortinas traslúcidas las que mejor se adaptan, porque permiten tener el ambiente iluminado a pesar de encontrarse cerradas. Algunos colocan otro tipo de cortinas de paño –que pueden ser de otros colores- encima de las traslúcidas, con lo que se tiene mayor privacidad, pero considerando tener cuidado de no generar un ambiente demasiado cargado con cortinas muy gruesas y pesadas
Es importante instalar pasadores en los extremos de las cortinas para que se puedan recoger y buscar la luz necesaria. De esta manera también estaremos evitando correr constantemente las cortinas de la manera tradicional.
Se recomienda que estas cortinas para puertas grandes de vidrio sean de colores claros para que, a pesar de encontrarse cerradas, permitan mantener una iluminación aceptable dentro del recinto; sea porque aún permiten el paso de la luz, o porque al ser claras permiten que la luz existen en la habitación se refracte en sus superficies, tal como ocurre con el techo y las paredes claras.