Distintas maneras de organizar y distribuir la cocina

Cuando pensamos en el diseño de nuestra cocina debemos tener presente que la misma debe cumplir con ciertos requisitos indispensables como ser funcional, cómoda, útil, segura y ser una sitio agradable. Por otra parte no debemos olvidar su estética y decoración, que por lo general combinan con el resto de la casa; es decir, si por ejemplo elegimos un estilo rústico para decorar cada ambiente de nuestro hogar, también lo aplicaremos en la cocina.
cocina5.preview.JPG
Dependiendo de las dimensiones y el espacio disponible que tengamos en nuestra cocina decidiremos cómo distribuir los muebles y demás elementos básicos. Si contamos con un espacio amplio tendremos una mayor libertad para diseñarla, que si contamos con lugar pequeño, ya que en este último caso deberemos tratar de maximizar el espacio.
Existen ciertas reglas básicas en la cocina, como que ciertas zonas, tales como el fregadero y el lavavajillas, estén próximas.
También existen varias formas de organizar la cocina: en forma de “L”, en forma de “U”, lineal, en paralelo, y con isla central.
En forma de “L”: ideal para ambientes reducidos o largos y estrechos. Esta es una las formas más utilizadas debido a que es una de las que más nos ayuda a maximizar el espacio disponible. Consiste en ubicar el fregadero, el área de cocción, los muebles, y la heladera sobre dos de las paredes en uno de los ángulos, dejando así un gran espacio libre y facilitando la circulación.
cocina1_0.preview.JPG
En forma de “U”: es la más utilizada en ambientes amplios y de forma rectangular. Nos permite separar y a la vez tener cerca las tres zonas bien marcadas de cada cocina, que son las de cocinado, lavado y preparado. A la vez también podremos tener bastante espacio para almacenar alimentos, utensilios e instrumentos de cocina, etc, ya que podremos colocar estantes y muebles a los largo de las paredes que forman la U.
Lineal: sin lugar a dudas es la mejor manera de ahorrar espacio cuando nuestra cocina es de dimensiones reducidas. Lo que se hace es colocar las tres zonas (cocinado, fregadero y preparado) sobre la misma pared. Respecto a los muebles, éstos pueden situarse sobre la misma pared o en la pared de enfrente.
cocina10.preview.JPG
En paralelo: consiste en ubicar sobre las paredes laterales enfrentadas las diferentes áreas. Lo ideal es colocar las zonas de fregadero y cocción del mismo lado. No debemos olvidar que es necesario dejar un espacio mínimo de 1,20 metros de circulación para que los muebles puedan abrirse sin inconvenientes.
Con isla central: La isla central es una de las formas más decorativas y modernas que existen para distribuir la cocina. Consiste en colocar una zona independiente del resto, la cual permite tener un mayor espacio para el almacenaje, y a la vez tener mayor movilidad, teniendo presente el espacio que se debe dejar entre la isla y los demás elementos, ya sea armarios, muebles, etc. Es necesario contar con un espacio bastante grande.