Decoración del cuarto de descanso

Biblioteca
La vida nos ofrece muchos placeres, entre los cuales podemos enumerar la lectura, la posibilidad de disfrutar una buena pieza musical o de relajarnos a escribir unas buenas líneas. Por eso que nuestra casa debe tener un espacio íntegramente dedicado a estos placeres, un lugar íntimo, ambientado de la manera más tenue, con tal de conseguir la paz y la tranquilidad que nos posibilite explorar al máximo estas actividades. La zona de descanso debe ser muy tenida en cuenta cuando de diseñar o decorar nuestra casa se trata.
Quizá lo ideal sea contar con un cuarto dedicado especialmente para ello (quienes no cuentan con una habitación exclusiva, no le alarmen porque hay otras posibilidades que más adelante recorreremos a fondo). Respecto a este cuarto exclusivo, lo ideal es que esté bien iluminado. Preferentemente con la luz del sol. Pero también debemos contar con bonitas y potentes lámparas por si nos gusta leer o escribir por las noches. Un sillón bien cómodo, de cuero negro o verde inglés le dará un toque especial. Y, en caso de contar con los recursos, lo ideal es tener un escritorio con papeles, lápices y un ordenador.

En caso de no contar con el espacio para un ambiente dedicado de manera total a estos placeres, podemos elegir un lugar apartado y tranquilo de la sala y crear allí un ambiente especial. Con una biblioteca repleta de libros como centinela del lugar, más una gran lámpara para que nos ilumine las 24 horas del día, tendremos gran parte del trabajo hecho. Lo único que falta es elegir un bonito sillón de un color opaco, para darle el toque definitivo…

Así, tendremos nuestro espacio de descanso, de una manera fácil y sencilla. Un condimento adicional: si conseguimos un tocadiscos para los vinilos, cuadraremos el sitio perfecto. Manos a la obra.a