Bonitos recibidores para tu hogar

Atrás han quedado los tiempos en que los recibidores eran meros lugares de tránsito cuando alguien llegaba a visitarnos a casa, pues sus tradicionales espacios pequeños no permitían otra cosa en ellos, ya que ahora existe una tendencia que pretende otorgarle a estos lugares una mayor relevancia en la decoración general del hogar.
Lo cierto también es que los recibidores son los lugares en donde se lleva a cabo la “primera impresión” del interior de nuestro hogar, razón por la que se le debe prestar toda la atención del caso cuando se los ambiente, buscando expresar la esencia de nuestra familia y el calor que intentamos brindar a todos los que llegan a ella.
recibidor1
Hoy en día se le da tanta importancia a esta especie de recibidores de vanguardia que son considerados como piezas fundamentales en el hogar. Sus dimensiones han variado en relación con los recibidores de antaño, debido a la importancia que ahora representan para la vivienda.
recibidor5
Han dejado de ser el lugar donde se dejaban las prendas que nos acompañaban, como nuestros sacos, paraguas u otros artículos similares, para ser espacios en donde inclusive se desarrollan reuniones algo más informales con los amigos que llegan a visitarnos.
recibidor3
Se han convertido en muchos casos en pequeños salones principales, en donde la iluminación y la decoración deben cumplir roles destacados para conseguir los efectos deseados en el ambiente.
recibidor4
Debido a la arquitectura tradicional de muchos de nuestros hogares, generalmente se tienen espacios reducidos para ser decorados como recibidores, sin embargo, debido a la importancia que han ido cobrando en los últimos tiempos, las nuevas edificaciones vienen considerando estos detalles para ofrecer mejores condiciones a estos lugares de reunión modernos.
recibidor2
Algo que identifica de manera clásica a estos recibidores de vanguardia es el balance adecuado entre todos y cada uno de los elementos dentro de estos, pero también en el hecho de contar exactamente con lo necesario, lo que deja fuera la posibilidad de ornamentos demasiado cargados, dejando solo lo funcional.