Utiliza los Cojines o Almohadones en al decoración

Muchas veces queremos cambiar de apariencia varios sectores de nuestro hogar y no sabemos de qué manera hacerlo. Siempre pensamos en grande, cuando en realidad son los pequeños detalles los que nos darán un toque diferente, colorido y elegante a cualquiera de nuestras habitaciones. Es por eso que en vez de cambiar los sillones, directamente podemos comprar unos cojines nuevos y así cambiaremos de una manera rotunda la apariencia de nuestro salón.

Claro que hay varios trucos para que los cojines queden realmente bien y no descolocados o fuera de lugar. Si tenemos una pequeña mesa de madera, podremos conseguir unas cojines naranjas, violetas o verdes, de tamaño xxl a modo de utilizarlos de “sillas”, al mejor modo oriental. En este caso, con una lámpara oriental acorde, le daremos un toque bien diferente al ambiente. En caso de tener grandes sillones, la elección cambia drásticamente. Veamos…

Si tenemos un sillón grande color claro, sea blanco o pastel, lo mejor es conseguir cojines pequeños de colores fuertes: pueden ser rojos, verdes o naranjas. Aunque tampoco quedaría mal un popurrí de colores para llenar de vida nuestra sala. En cambio, si contamos con un gran sillón negro, la mejor opción son los cojines blancos, para que resalten y le den un poco de luz entre tanta oscuridad.

Claro que en el baño y la cocina no se pueden incluir los cojines, pero sí en las habitaciones. Para esto es ideal concurrir a las casas que personalizan los cojines. ¿Cómo es esto? Le estampan una foto o el dibujo que queramos. Lo que es una muy buena idea para el cuarto de los más niños. Aunque si tenemos las agallas, podemos pintarlo nosotros mismos. No es muy difícil, solo hay que animarse.
Con los cojines, un cambio de look de nuestro hogar no sale tan costoso. ¡Manos a la obra!