Lindas pinturas para la decoración de tu hogar

Ya hemos hablado muchas veces sobre la pintura como forma decorativa. Ahora os propongo una nueva idea que esta muy de moda. La pintura decorativa es una fórmula fácil, efectista y económica de transformar cualquier estancia de la casa.

Estarcidos y acabados texturados son dos de las técnicas que vuelven en decoración y además, nos ofrecen la posibilidad de convertir una ambiente impersonal en atmósferas con gran poder decorativo. La aplicación de la pintura ornamental ya no tiene que limitarse únicamente a las paredes, sino que puede aplicarse en pavimentos de madera y otros materiales, a los muebles más diversos, como cómodas, chifoniers, armarios o incluso las pantallas de las lámparas.

Antes de decirte por cualquier dibujo, piensa si quieres dar un toque informal o sobrio. Los motivos geométricos, como las rayas, cuadrados, círculos, rombos... serán sin duda un acierto seguro. Sin embargo si te decides por darle un toque más desenfadado al ambiente, una buena idea es apostar por motivos caligráficos, bien con letras sueltas o frases, o más imaginativos como nubes, flores, mariposas o incluso siluetas humanas. También puede resultar muy alegre para un cuarto infantil llenarlo de fantasía con hadas, gnomos, sirenas o cualquier personaje que las haga vivir en un cuento.

Por otro lado, los trampantojos constituyen una solución elegante y clásica. Como dice la palabra, producen una trampa ante el ojo y crean la ilusión de que los paisajes pintados son reales, con lo que se gana al mismo tiempo la sensación de profundidad espacial, debido a que el muro aparenta una ventana abierta al exterior. Y si quieres convertirlo en un recurso actual. en lugar de apostar por estampas bucólicas, decántate por escenas urbana
s con altos rascacielos.

Otro punto destacado son las grandes posibilidades que oferta el mercado en cuanto a tonalidades cromáticas. Las firmas de pintura tiene una paleta cromática muy amplia de más de mil colores, pero también puedes encargarlos de forma personalizada, hasta se puede solicitar que que copien el tono exacto de una tapicería o mueble.

Lo último son las variedades magnéticas sobre las que se pueden pegar imanes, o las de pizarra donde podrás dejar volar tu imaginación con dibujos o dedicatorias en tiza.