Elige el sofá que mejor combine con tu sala


Si estas pensando en comprar un sofá, puedes elegir un modelo estándar, a medida o a la carta. A continuación os comento cual es el que más interesa y los precios.

En los modelos estándar, es muy usual que el el fabricante nos ofrezca algún tipo de cambio en el modelo, como pueden ser las patas el tipo de brazo o el tipo de tela, sin aumentarnos el precio o el plazo de entrega.

Si lo que te deseas es un modelo con un diseño propio, lo que estás buscando es un sofá a medida, aunque también tienes la posibilidad de crear tu sofá ideal modificando modelos sobre el catalogo. Es aquí donde entran los modelos a la carta.

Las ventajas de escoger un sofá estándar son el precio y el tiempo de entrega. Una buena opción son los modulables ya que se adaptan mejor al espacio. Si lo quieres a la carta, hay que ceñirse al modelo y variaciones que ofrezca el fabricante, además sale más económico que hacerlo a medida (ya que puede subir hasta un 20% más). Aunque puedes encontrar tiendas-taller que no cobran por ello.

En cuanto a las medidas, puedes elegir entre por ejemplo el largo, el fondo de los asientos o la altura de los respaldos. Si es de madera maciza de hasta 2 metros, nos puede costar entre 800 y 1.000 euros. Si es hasta 3 metros, con chaise longue, desde 1.600 euros, y si es reclinable, desde 100 euros más, al que hay que añadir un mecanismo metálico, y la tela de 11 a 15 metros aproximadamente va aparte.

En lo referente al relleno, podemos encontar muchos tipos en el mercado, casi siempre dentro del precio. Lo mejor es probarlo, pero recuerda que la base debe ser más firme, (gomaespuma, poliéster de 35-40 kg/m al cubo, látex. viscolásticas...) y el respaldo más mullido (fibra hueca, pluma con mezcla...).