Dormitorio al estilo Oriental


Un futón es un tipo de colchón que configura una cama japonesa. Se trata de un fino colchón que se coloca sobre una sencilla tarima de madera pegada al suelo o sobre suelos de tatami. Originario del Japón y fruto de una tradición milenaria, el futón recoge toda la sabiduría y el arte del mundo oriental.
Los futones japoneses son bajos, como de unos 5 cm. de grosor y tienen una funda exterior, el relleno es de algodón, generalmente, se pliegan y se guardan en un armario durante el día permitiendo que el tatami se airee y pudiendo así utilizar la habitación para otros usos. Los futones deben serventilados al sol regularmente, especialmente si no se retiran por el día.
El concepto de futón en Europa se ha occidentalizado, los futones occidentales difieren de los japoneses en varios sentidos. Generalmente, están rellenos con una mezcla de algodón y látex o sólo con látex y son en la mayoría de los casos mucho más gruesos, imitando el tamaño de los colchones tradicionales.
Por lo general, se sitúan sobre un bastidor utilizable para dos usos: como cama o como sofá, hoy en día muchas personas optan por este tipo de mueble multifunción en sus hogares tanto porque se puede disfrutar de un elegante sofá bajo en la sala de estar y a la vez de una cama improvisada, como porque, desde el punto de vista estrictamente decorativo, los futones le dan un aire zen muy sofisticado a las viviendas.
El futón es el soporte nocturno ideal para la columna, por sus características, tiene un excelente punto de contacto con el cuerpo, muy difícil de superar por otro colchón que exista actualmente. Las ventajas que posee un futón con respecto a otras piezas de mobiliario son innumerables. Nos permite convertir el más confortable salón en un cuarto de huéspedes, encontrando entre sus posiciones la más adecuada para el momento que estemos disfrutando. Por su diseño pasa completamente desapercibido. Gracias a la combinación entre la tela del futón y la madera de la estructura nos otorga una calidez en el ambiente sin igual.

Dato de interés: el futón corre el riesgo de quedarse excesivamente duro, sobre todo debido a un exceso de humedad retenida, causada principalmente por la transpiración y la capacidad que tiene de absorción el algodón, por ello requiere unos mínimos cuidados, su ventilación es fundamental.