Como tener una casa sostenible

Poco a poco todos vamos siendo más conscientes de la importancia de la preservación del medio ambiente y el beneficio que eso nos reporta. 



Desde la arquitectura también se está buscando la manera más eficiente de construir viviendas. Sin menguar la calidad de la construcción, las casas sostenibles son aquellas diseñadas bajo los principios de una vivienda confortable y económica que respeta el medio ambiente. Se utilizan en su construcción materiales poco contaminantes e incluyen sistemas de ahorro eficientes.

¿Sabías que un edificio construido bajo estas premisas puede llegar a un ahorro del 70% de energía gracias a las innovaciones ambientales? 

Hasta el día en que todos los edificios cumplan con estas características: ¿qué hacemos si nuestro edificio no se rige por este tipo de construcción? No nos quedemos con los brazos cruzados: podemos hacer que nuestra vivienda sea más sostenible con unos ligeros cambios.

¿Cómo?

Reciclar los residuos no es la única aportación que podemos hacer desde nuestro hogar a la sostenibilidad del planeta. La palabra ahorro debe grabarse en nuestras mentes como sinónimo de eficiencia y aprovechamiento de los recursos (agua, luz, energía…). La mejor defensa del medio ambiente empieza por la prevención de conductas perjudiciales para el entorno. 

Estos son algunos lementos que podemos adoptar para hacer nuestra casa más sostenible:

- Usar cisternas de WC con doble descarga para reducir el consumo de agua.
- Usar el agua de lluvia para utilizarla en el riego de las plantas.
- Instalar un sistema de calentador de agua solar en vez de eléctrico .
- Colocar toldos para reducir el calor.
- Escoger marcas de electrodomésticos eficientes en el consumo de agua y energía.
- Colocar el frigorífico en un punto fresco lejos de la luz solar .
- Utilizar bombillas de bajo consumo.
- Preferir productos de limpieza y detergentes de calidad, que permiten obtener excelentes resultados de lavado utilizando ciclos cortos y agua fría y así ahorrar agua y energía.