Como preparar tu terraza para el verano


Para las personas que viven en la ciudad, disfrutar de un pequeño balcón o terraza para salir a tomar un respiro ahora que ha llegado el buen tiempo es casi un privilegio. A menudo, el ruido o la presencia de vecinos pueden hacer que muchos no saquemos todo el partido a este lugar tan especial. Para que eso no te ocurra este año, te damos algunos consejos que pueden irte bien:



1. El balcón no es un trastero: El primer paso para disfrutar del balcón o terraza como lugar de recreo es acondicionarlo para sentirnos a gusto. Algunos balcones acaban siendo el cuarto trastero donde se guardan bicis, tendederos, cajas, etc. y en esta fecha es mejor buscarles otra ubicación.

2. Si quieres intimidad puedes instalar un enrejado de bambú u otros acabados en la barandilla. Los toldos también ayudarán a este objetivo, nos permitirán estar más frescos y ahorrar energía.

3. Puesta a punto: Después de deshacernos de todo aquello que sobra, es la hora de poner a punto la terraza para los próximos días. Puedes darle una mano de pintura a las paredes, eliminar el óxido que pueda haber en las barandillas y reparar algunos desperfectos en los muebles de jardín, por ejemplo. No pienses que esto te supondrá un dolor de cabeza, al contrario. Hoy en día, existen productos con fórmulas tan innovadoras como la Barrita Arreglatodo de Pattex, que puede rellenar y recomponer pequeños agujeros e imperfecciones en minutos y conseguir reparar un mueble u objeto que dabas por perdido.

La hay especial para maderas, con un acabado que imita su color. Utilizarlo es muy fácil: basta con mezclar con las manos los dos componentes como si fuese plastilina, y una vez se han mezclado, se rellenan los agujeros. Al cabo de unos minutos la mezcla endurece como una piedra, tanto que después puede lijarse y pintarse fácilmente

4. Ambiente despejado: Lograr un espacio cómodo y funcional pasa por distribuir bien el espacio, evitando sobrecargarlo de muebles. Hay que adaptar la decoración a los usos que queramos darle al balcón (lugar de lectura o trabajo, rincón para las tertulias, pequeño comedor…), pero una mesa y un par de sillas siempre serán bien recibidas.

5. El color del verano: Una buena manera de hacer la terraza más colorida es elegir textiles frescos y ligeros, de colores vivos y alegres para las fundas de las sillas o las hamacas. Además, por supuesto, esta época es ideal para tener flores y plantas. Un balcón soleado será el lugar ideal para tener geranios, petunias, rosas o zinnias. Por el contrario, si en tu terraza toca más la sombra, tu elección debería incluir fucsias, hortensias, begonias, anémonas, prímulas o ciclámenes, por ejemplo.

Con un poco de atención y cuidados, la terraza puede convertirse en un rincón especial para relajarnos o disfrutar de una buena charla con amigos. ¡No la desaproveches!