Como elegir las mejores ventanas

resized_ventanasoblak1.jpg
A la hora de decidir qué tipo de ventana colocaremos en nuestra vivienda debemos tener presente una serie de aspectos, entre los que se encuentran: el estilo de la vivienda, las ventajas y desventajas de cada tipo de ventana, etc ya que las posibilidades entre las cuales podemos elegir son muchas y muy variadas, así como también los costos.
Las ventanas son las que nos permiten dejar pasar la luz natural, ventilar las diferentes habitaciones, aislar cada una de éstas últimas tanto del frío como del calor, y a la vez también darle un toque personal a la vivienda ya que forman parte de la decoración.
Las ventanas se fabrican de muchos materiales diferentes; los más comunes son: el aluminio, la madera, y el PVC.
El aluminio es uno de los materiales más utilizados para las ventanas, ya que es muy liviano, fuerte y rígido a altas y bajas temperaturas. Además posee propiedades antioxidantes y es muy resistente al paso del tiempo. Su instalación es sencilla y rápida, son fáciles de limpiar, pueden colocarse en interiores y en exteriores debido a que resisten bien a la intemperie, y podemos encontrarlo en el mercado en varios colores.
resized_ventanasoblak2.jpgEn cuanto a su costo, es uno de los materiales más accesibles. Por otra parte, entre sus desventajas encontramos que es un material frío y “suda” durante los meses de invierno. Además, se puede llegar a picar después de mucho tiempo.
Las ventanas de madera son las que poseen un mayor valor decorativo, mayor elegancia y combinan perfectamente con varios estilos de decoración, como el rústico, etc. Entre sus ventajas encontramos que la madera permite que las paredes transpiren desde el interior hacia el exterior, y además son muy aislantes de las bajas temperaturas.
Sin embargo, es un material que requiere ciertos mantenimientos y cuidados, como ser el barnizado, ya que suele tender a hincharse o contraerse con la humedad, y no resiste bien las temperaturas extremas. Son ideales para colocar en ambientes interiores.

Las ventanas de PVC están hechas de policloruro de vinilo rígido, y contienen espacios huecos en el interior lo que las hace resistentes a la condensación y a la pérdida de calor, lo que nos permite concluir que éste es el material con mayor poder de aislamiento (tanto del calor como del frío) y el más resistente.

Además, no se deteriora con el paso del tiempo y su mantenimiento, cuidados y limpieza son muy sencillos. Es un aislante también del ruido, resiste los impactos, no se oxida, es incorruptible, y además su precio es bajo y accesible. Sin lugar a dudas el PVC es el material más indicado para las ventanas de nuestra vivienda.