Aprende a mantener las ventanas de tu hogar en buen estado

Por grandes o pequeñas que sean, las ventanas de nuestros hogares cumplen la función de anexarnos con el mundo exterior, a lo que agregamos el hecho de que a través de ellas ingresa el aire y la ventilación que necesitamos para nuestros ambientes, así como también la luz indispensable para realizar nuestras actividades cotidianas.
ventana_practicable_00
Y al estar expuestas a la intemperie la gran mayoría de ellas sufre los estragos del clima y originan problemas en su presentación exterior como con el material con el que se fabricaron.
Por ejemplo, la humedad hace que la madera de las ventanas poco a poco se vaya pudriendo lo cual irá afectando la estructura de las mismas hasta hacer que se deterioren y se afecten sus diseños.
La continua exposición al sol también produce una decoloración en ellas y la posibilidad que la madera empiece a contar con rajaduras que posteriormente podrían colapsar junto con toda la estructura de la ventana.
ventanas_01
Para evitar esto, es necesario darles el mantenimiento adecuado, para lo cual se recomienda que una vez al año se pinten o barnicen los marcos de las ventanas, pero cuidando que todas las partes de la misma no se peguen por efectos de la pintura.
Recuerde que aún cuando las ventanas sean de aluminio o de otro material, estas sufrirán igualmente por su exposición al exterior, así que en estos casos deberá tomar un trapo y limpiarlas cada cierto tiempo, y si esto no es suficiente puede hacer uso de un cepillo y algo de detergente.
Si encuentras rajaduras en los marcos de las ventanas de madera, lo primero que debes hacer es colocar en ellas una masilla para madera con la que vas a rellenar los espacios, pero no sin antes eliminar todas las partes que se encuentren muy dañadas o podridas.
Tanto si se pinta, barniza o masilla, es importante que al final se le agregue una laca selladora o alguna sustancia que proteja la madera.
En el caso de agregar masilla, no se olvide que una vez que ésta seque completamente, debe lijar las cantidades sobrantes para que se mantenga la igualdad en la textura de la madera de la ventana.