Ideas para reparar las paredes internas de tu hogar

Una pared lisa (sin grietas, manchas, etc.) y con una capa de imprimación es el lienzo perfecto para pintar o empapelar. Ten en cuenta que las paredes son el marco de la decoración, y por ello siempre deben lucir impecables.
A continuación te detallamos cómo recuperar tus paredes de los problemas más frecuentes:
Eliminar manchas y suciedad: las más frecuentes son las manchas de grasa, las marcas de humo y la nicotina del tabaco. El procedimiento es muy sencillo:
  • El primer paso es lavar detenidamente con un detergente suave, de arriba hacia abajo, y después dejar secar.
  • A continuación, aplica una capa de imprimación especial para superficies con manchas o suciedad.
Superficies polvorientas: si al pasar la mano por la pared, se ensucia con polvo blanco, significa que la superficie es demasiado frágil y porosa. Soluciónalo con los siguientes pasos.
  • En primer lugar, lava y aclara con agua, y espera a que la superficie esté totalmente seca.
  • Alisa, deja secar, y después lija y desempolva.
  • Como siempre, finaliza con una capa de imprimación.
Rellenar microfisuras: son pequeñas grietas y cuarteados con un ancho de unos 0,2 mm (el mismo de una hoja de papel). Toma nota de los siguientes pasos:
  • Como con las grietas mayores, lo primero es lijar, cepillar y desempolvar.
  • El segundo paso es alisar (con una pasta especial), dejar secar, y depués volver a lijar y desempolvar.
  • El paso final es aplicar la imprimación.
Reparar desconchones: las viejas pinturas que se humedecen forman burbujas que al secarse producen desconchones. Una vez identificada y solucionada la causa de la humedad, procede de la siguiente forma:
  • Raspa y cepilla la superficie hasta retirar toda la pintura desconchada.
  • Rellena y alisa según el estado de la pared, y después lija.
  • Termina aplicando una capa de imprimación.