Cortina de baño para lucirse



Con el paso del tiempo, la cortina de baño suele acumular residuos producto del constante contacto con el agua. Si la limpieza de la misma no es la adecuada, el aspecto de todo el cuarto de baño puede verse afectado. Con una serie de consejos prácticos y fáciles de aplicar, la cortina puede lucir resplandeciente; tomá nota
* Una receta para mantener la cortina de baño en buenas condiciones consiste en disolver tres cucharadas de hipoclorito de sodio (lavandina) en tres litros de agua caliente. Se sumerge un cepillo en la mezcla y se utiliza para cepillar la cortina de ambos lados. Luego se enjuaga y se cuelga para que se seque.
* La misma receta es ideal para limpiar el caño que sostiene a la cortina de baño. Se cepilla el barral y, una vez que está seco, se lo unta ligeramente con cera incolora, o bien se le pasa un paño húmedo con unas gotas de glicerina. Así, se genera una capa protectora para que la limpieza perdure por más tiempo.
* Otra opción práctica para lavar la cortina es frotarla con una esponja con bicarbonato de sodio. Para enjuagarla, hay que colocarla en un balde con agua en el que se haya disuelto una buena cantidad de sal.
* Los productos que se utilizan para la higiene del cuarto de baño son generalmente abrasivos. Por eso, antes de empezar a limpiar no hay que olvidar los guantes para proteger la piel de las manos.