Como renovar los zócalos de tu hogar

Los zócalos, también conocidos como rodapiés, son una pieza básica en la carpintería de la vivienda. No solo protegen de los golpes y roces la parte baja de las paredes, también sirven para ocultar el encuentro entre estas y el suelo, y por supuesto resultan imprescindibles en la decoración del hogar.
Los puedes elegir de madera, laminados, cerámicos (iguales que el pavimento), de mármol, de aluminio o especiales para ocultar los cables y demás conexiones eléctricas.
zocalos1
En lo que se refiere a tendencias en decoración, actualmente se llevan mucho los rodapiés altos, gracias a que estilizan las paredes; para contrastar se eligen lacados en blanco y con molduras clásicas.
También cobran mucho protagonismo en los hogares actuales, los zócalos de madera gruesos y los metálicos (ideales para una vivienda decorada con el estilo vanguardista).
Al momento de elegir el color y/o material, te aconsejamos decantarte por el mismo tono de las puertas o de los suelos para que exista una continuidad en toda la carpintería de la vivienda, y así evitar contrastes desafortunados, estridentes y de muy mal gusto.
zocalos2
En lo que se refiere a medidas, puedes econtrarlos de dimensiones estándar, de 7 y 10 cm de alto por 1,2 cm de grosor, además tienes la facilidad que vienen ya barnizados.
Pero si quieres contar con zócalos personalizados, debes encargarlos a medida; el material que se emplea comunmente es el DM, lacado, y por supuesto con la altura y el grosor deseado. Por ejemplo los zócalos de más de 20 cm estilizan las paredes.
Y si tienes niños pequeños, una muy buena alternativa para vestir las paredes de su habitación es elevarlos aún más; la razón es que la madera es mucho más facil de limpiar y mantener que la pintura, por lo que sus pequeñas huellas no van a ser motivo para arruinar la decoración deldormitorio infantil.