Como ahorrar espacio en el baño

Los espacios de las casas actuales necesitan soluciones decorativas que nos permitan ahorrar espacio. Las baldas o estanterías adosadas a la pared son un buen ejemplo de ello ya que sirven para almacenar, son muy vistosas y se integran a la perfección en cualquier ambiente de nuestro hogar (salón, comedor, dormitorio, etc).
Las baldas tienen la ventaja de ser económicas y fáciles de conseguir en establecimientos de decoración o bricolaje. Si no encuentras la medida que buscas, es posible que tú mismo puedas elaborar una.
En un salón y sobre el sofá, es una buena alternativa ante los ya clásicos cuadros. En ella puedes colocar fotografías, adornos o libros. Si el espacio que has destinado para el comedor es muy reducido y no puedes incorporar una vitrina o aparador, opta por dos baldas, en las que ubiques parte de la cristalería y vajilla. También te pueden servir como mueble auxiliar cuando realices una cena.
Por lo general, en el cuarto de baño, siempre nos hace falta espacio para almacenar toallas, útiles de aseo, maquillaje y para añadir algun toque decorativo como pueden ser las plantas. Soluciona este inconveniente con la ayuda de baldas, ubícalas una debajo de la otra, desalineadas, también puedes incluir en ellas colgadores para las toallas.
baldas1.jpg
En las habitaciones infantiles nos ayudan a mantener todo en orden, sin quitar a nuestros pequeños espacio para jugar. Coloca decorativas cajas, en las que almacenes juguetes o ropa que no se utilize, y para la cual ya no tengas sitio dentro del armario.
baldas2.jpg