Algunos tipos de suelos de madera

El suelo de madera es, sin duda, una de las mejores elecciones, no solo por su belleza y calidad, también por la elegancia y la amplitud que aporta a cualquier espacio. A esto también debemos agregar otras ventajas, como su resistencia al paso del tiempo y su capacidad aislante.
Antes de elegirlo debemos tener en cuenta algunos aspectos además de la estética (acabado, formato o color), como su resistencia, o el tipo de suelo o la habitación en la que se va a colocar. Así como cada madera tiene un aspecto diferente, también cada una tiene un nivel distinto de dureza.
Esta condición es fundamental para decidir cuál es el más adecuado según las necesidades y el “uso” de cada casa. Por ejemplo, en casas con niños o mascotas, opta por maderas duras como jatoba, roble, fresno o arce. En caso contrario, puedes elegir maderas semiduras, comoabedul, pino, cerezo, etc.
Si hablamos de clases de suelos, estos pueden ser multicapa o de madera maciza:
  • Suelos Multicapa.
Estos están formados por dos o tres capas de madera superpuesta. La capa superior es de madera de alta calidad, mientras que las inferiores pueden ser de pino o de tablero de fibras de alta densidad. Se puede elegir entre una amplia gama de formatos y grosores, siendo el suelo chapado la alternativa más económica.
Actualmente, este tipo de suelo se instala flotante, es decir, las tanlas pueden ir encoladas entre sí o unidas mediante el sistema click (cada pieza se ajusta con la paralela) y debajo de ellas se coloca una base aislante de polietileno, que amortigua el sonido de las pisadas y nivela el pavimento. Otra ventaja de este suelo es que se puede cambiar una tabla deteriorada sin necesidad de cambiar el suelo entero.
clasessuelos1
  • Suelos de madera maciza.
Se componen de tablas de una sola pieza. Pueden llevar un pre-acabado o se les puede aplicar el acabado deseado (barniz, cera, aceite, etc) luego de su colocación. Las tablas van pegadas al suelo con pegamento o clavadas sobre rastreles.
clasessuelos2