Utiliza las paredes para cambiar el Look de tu casa



Las paredes interiores son la primera herramienta para darle identidad a la casa. Siempre es recomendable ampliar el espacio visual, para esto se pueden utilizar espejos, láminas, cuadros. Es importante tener en cuenta que la decoración de paredes debe de ser armónica y que todos los elementos tengan una combinación perfecta entre sí.
Los adhesivos están de moda y son fáciles de aplicar. Pueden ser un gran aporte a los efectos de personalizar y reflejar un estilo de vida. Hay gran variedad de motivos y colores para elegir.
Los objetos escultóricos bien escogidos sin duda darán un toque de distinción y de personalidad a cualquier ambiente. Los cuadros ofrecen una multitud de opciones para modificar la atmósfera. Además son prácticos y fáciles de cambiar cuando se tiene ganas de innovar, simplemente pasándolos de una pared a otra, o de una habitación a otra.
También se puede recurrir al papel pintado para pared que resaltará el aspecto de las habitaciones y que complementa muy bien con otros accesorios. Otro elemento decorativo y original consiste en enmarcar las fotografías preferidas y disponerlas de manera creativa. Le darán un toque especial a las paredes.
Las paredes también adquieren personalidad de la mano de paneles fabricados en bambú, material ecológico e innovador. Son materiales simples, modernos, versátiles y resistentes a cualquier alteración que pudiera sufrir. No existe regla alguna capaz de domarlos pero garantizan algo de diversión a las paredes más convencionales de nuestras casas.
Algunos diseños resultan atrevidos y transgresores, y contribuyen de un modo notable a dar personalidad a las diferentes estancias de una casa. Así por ejemplo para los salones pintados en blanco, se logra un ambiente minimalista y muy vanguardista.
Se trata en definitiva de un nuevo modo de decorar, un gesto valiente y atractivo para tapizar el interior de las casas y darles un nuevo aspecto, actual y novedoso.
Se puede dar un look diferente al hogar y mezclar lo clásico y lo innovador, lo antiguo con lo nuevo. Ahora toda combinación es posible, sólo se trata de usar la imaginación, dedicarle tiempo y atreverse al cambio. De esta forma reafirmarás un estilo muy personal.