Una almohada para decorar, y para descansar...

Uno de los placeres más hermosos que tenemos en esta vida es poder descansar bien. Claro que con tanto trabajo y gracias a la vida veloz y exigente que vivimos, esto se hace algo difícil de lograr. No tenemos que desalentarnos sino buscar la manera de solucionar los problemas que se nos van presentando.
Descansar bien es clave. No solo para rendir mejor al día siguiente sino por salud. Muchas veces cuando estamos con muchos problemas o ansiosos por diferentes temáticas, se nos hace difícil desconectar nuestra mente del resto del cuerpo  y sentir que simplemente nos apagamos y entregamos a un sueño relajante y precioso. Somos muchos los que tenemos el sueño liviano y por eso es que la vida en la ciudad, los ruidos, la contaminación, el estrés y demás situaciones comunes en la vida de hoy en día afectan directamente a nuestra calidad de sueño.
Necesitamos conocernos y saber qué es lo que nos hace mejor. Qué es eso que realmente hace que no podamos descansar bien, y una vez que lo tengamos entre ojos intentar solucionarlo. Si dormimos en pareja puede ser que sea ella quién no nos deja desconectarnos tal vez por ruidos, movimientos u formas de vivir diferentes a nuestros horarios. Lo importante es darse cuenta que descansar bien es clave para una vida saludable no solo para nuestros cuerpos y mentes sino para nuestra pareja también.
En algunos casos la mejor solución son camas separadas, en otros casos dormitorios separados y a veces todo esto no es necesario. Si alguno de la pareja tiene problemas de ronquido o le cuesta dormir lo mejor será visitar al médico porque tal vez la alimentación o el ritmo de vida estén afectando directamente el descanso entre otras cosas.
Dormir bien es también amar a nuestro hogar porque si estamos más felices nuestro hogar también lo estará. No olvides que el hogar lo hacemos cada uno de los que vivimos en él.