Decoración para un nuevo modo de vida


En la cuarta ambientación que Living montó en La Europea, les mostramos un espacio integrado, pensado para un matrimonio que recibe a sus hijos y nietos los fines de semana.


La idea en esta oportunidad fue acercarse a la realidad de una pareja cuyos hijos ya se han independizado. Como suele ocurrir, los cambios en la dinámica familiar pueden aprovecharse para dar lugar a una reforma que represente su nuevo modo de vida y, por qué no, para satisfacer algunos gustos tantas veces postergados de los mayores.
Por empezar, se armó un living-comedor grande para compartir en familia los fines de semana.Derribando una pared, se le sumó uno de los dormitorios, para crear un estar donde leer o escuchar música cuando se está sin compañía, o bien ver la tele todos juntos.
En una ambientación en la que se sienten cómodas personas de varias edades, la atmósfera es sofisticada y relajada al mismo tiempo: dominan las líneas curvas en muebles y luminarias, las texturas atractivas (incluso en los papeles de pared) y las referencias retro.

.