Decora los suelos con piedra natural

La belleza tradicional de los suelos de piedra natural, posee un aire clásico y elegante que te da la posibilidad de emplearlos como pavimento de toda tu casa, incluyendo baños y cocina.
suelospiedra
Los suelos más antiguos que se conservan son de piedra. A esta dureza, resistencia y durabilidad, debemos agregarle un fácil mantenimiento y una amplia y variada oferta de acabados y texturas, siendo lás más empleadas: abujardado (con pequeños cráteres), apomezado (como la piedra pomez: plano, mate y sin marcas), cortado (con surcos y ondulaciones), pulido (liso, plano y brillante), etc.
Dentro de los suelos de piedra natural, el mármol es el pavimento estrella, su belleza traslúcida lo convierte en único e incomparable, además de ser sinónimo de belleza. Existen varios tipos específicos para suelos: de Carrara, macael, negro Sudáfrica, etc.
El mármol puro es casi blanco, son las impurezas las que aportan color y hermosas formasabstaractas. Lo habitual es encontrarnos con piezas que posean vetas, líneas y un suave efecto nublado. Para limpiar el pavimento de mármol, solo se necesita retirar el polvo y a continuación fregar con un jabón neutro específico para este tipo de suelos diluído en agua.
Pero no todo en suelos de piedra se centra en el mármol, también nos encontramos otras opciones como granito, pizarra, areniscas, calizas, etc. Como punto a destacar te contamos quela piedra caliza suele contener conchas fosilizadas o restos de antiguos depósitos marinos. Estas variedades son igualmente resistentes e ideales para los suelos del interior de tu vivienda.
En general para que los suelos de piedra natural (incluyendo el mármol) queden bien, es indispendable contar con un soporte resistente y una base seca y uniforme para que la instalación y el acabado final sea perfecto. Para una limpieza más fácil y evitar que penetre el agua formando manchas, elige piedras selladas que además son resistentes a la suciedad.