Como instalar pisos de ceramica

decoraceramicos
Cuando nos ocupamos de la decoración de un espacio tenemos que buscar algo funcional y que sea estético al mismo tiempo. Como el piso se desgasta muy rápido debido al constante tránsito, entonces debe ser una de las primeras partes que debemos renovar.
La amplia gama de revestimientos para pisos tiene como una de sus mejores opciones a los cerámicos, que además de ser sencillos de limpiar y dan un aspecto muy elegante, también proporcionan un efecto de amplitud que favorece a las áreas de pequeñas dimensiones y espacios cerrados.
Para la instalación de los pisos de cerámica hay que cumplir con una serie de pasos básicos que favorecerán su duración y calidad de los acabados.
Lo primero que tenemos que hacer antes de comenzar el proceso es almacenar las piezas de cerámica en cajas compactas, haciendo que la cara más vistosa de las losetas se ubique hacia arriba. Si son varias cajas, lo más recomendable es que se les ubique en estantes  con parihuelas de madera.
Así mismo, se deberá revisar la superficie sobre la que irán los cerámicos. Si tiene grietas pequeñas, habrá que repararlas con un pegamento elástico. Pero si resultan antiguas o más grandes, será preciso picar un poco antes de aplicar el pegamento. Y si hay cerámicos u otros materiales preexistentes, se les puede dejar como base utilizando un abrasivo para colocar las nuevas piezas.
El abrasivo está hecho de resina acrílica diluida en agua, misma que al secarse facilita la adherencia entre los revestimientos de cerámica y el pegamento que las sostiene.
Se debe elegir el tipo de pegamento a emplear de acuerdo a las características de las losetas y el tipo de espacio. Por ejemplo, los pegamentos en polvo se adecuan a interiores y a las mayólicas de 20 x 30 c.m. hasta un máximo de 45 x 45 c.m. Los pegamentos de tipo “gris” son buenos para interiores y exteriores, al igual que los de tipo “blanco flexible”, que también resisten altas temperaturas.
Al instalar seamos muy meticulosos en que los cerámicos tengan la misma tonalidad, con una distribución que favorezca el lugar (la disposición diagonal crea mayor amplitud) y utilizando lasherramientas correctas, que son la cortadora de cerámica, la llana dentada y el martillo de goma.
En complemento, la paleta de goma nos permitirá retirar el exceso de fragua o pintura en los bordes y la esponja limpiadora nos permitirán lograr un acabado de primera en nuestro piso.