Almacenajes de colores



Yo soy de las que opinan que el dormitorio de un niño tiene que ser un lugar alegre y que en cierto modo parte de esa alegría ambiental se consigue con el color, es verdad que puede ser cuestión de gustos, pero también es cierto que hay estudios acerca de la influencia de los colores en el estado de ánimo y se sabe que los colores intensos y divertidos proporcionan una mayor energía a las personas.

Por otro lado también soy partidaria de que el cuarto sea un lugar ordenado, como el resto de la casa, es evidente que habrá en él un montón de accesorios y juguetes y por eso debemos disponer de un buen mueble contender para guardarlos o sistemas alternativos de almacenaje, los muebles que Alessandro Zambelli propone en ese sentido me han parecido muy interesantes, porque se trata de módulos que permiten hacer diferentes composiciones en función de cuanto volumen libre necesitemos y de cuanto espacio dispongamos.


Eso implica también que podemos elegir los colores que queremos combinar, posiblemente algunos prefieran utilizar sólo dos colores, otros uno combinado con blanco o madera natural, algunos, como yo, serán partidarios de que en el cuarto de un niño tengan cabida todos los colores del arco iris… En fin, que os dejo en la siguiente galería una serie de propuestas para que elijáis vosotros mismos cual es la que más os gusta.