Formas de iluminar la casa


Pueden clasificarse en tres grandes grupos:
Iluminación
Iluminación natural
Aquella provista por elementos tales como ventanas, puertas, mamparas, claraboyas, etc. La intensidad y cantidad de la misma dependerá de la orientación de los elementos, de la ubicación geográfica, de la hora del día y de la estación del año. Es la fuente de iluminación más económica y su carácter es casi siempre general.
Se requiere elementos tales como cortinas y parasoles para un control eficiente de la misma.
Iluminación 
Iluminación artificial
Constituye no solo un reemplazo de la luz natural sino que además funciona como elemento decorativo o para darle carácter a un ambiente. Se tiene varios tipos de acuerdo a lo que se quiera iluminar:
  • Iluminación general: es la necesaria para reconocer un ambiente y moverse con seguridad en él.
  • Iluminación específica: indicada para desarrollar con comodidad una labor: leer, cocinar, escribir.
  • Iluminación de acentuación: utilizada para resaltar detalles u objetos tales como cuadros, esculturas, etc. Será directa si el artefacto ilumina directamente el objeto o indirecta, si el artefacto ilumina por reflejo.
Iluminación 
Iluminación de emergencia
Utilizada en casos de falta de energía eléctrica. Dependiendo de la jerarquía de la edificación, los sistemas utilizados pueden ser:
  • Centrales: para edificaciones de cierta importancia. Requieren instalaciones y redes bastante complejas.
  • Autónomos: constituidos por artefactos individuales que encienden automáticamente al producirse un corte de fluido. Proveen una iluminación más o menos adecuada mientras dure su batería.