Decora con Cuadros


Los ambientes sin cuadros son espacios sin vida carentes de personalidad. No existe ningúncomplemento que vista mejor las paredes y hable de tu forma de ser mejor que los cuadros.
El estilo de estos ha evolucionado, a los clásicos bodegones o motivos naturales se han agregado motivos y formas abstractas que son tendencia, así como la fotografía pensada como una obra de arte.
A pesar de que estos elementos deben adquirirse cuando realmente encontremos el que nos agrada, el lado estético debe hacernos pensar en nuestra elección, ya que es imprescindible que los colores combinen con el resto de la estancia.
cuadros1
Los cuadros grandes que ocupan gran parte de la pared están de moda, así como colocarlos apoyados encima de un aparador, mesa o estantería. Las composiciones de varios cuadros se siguen llevando y son ideales cuando cuentas con varias piezas pequeñas resultado de tus recuerdos de viajes, las cuales puedes combinar con fotografías.
En ambientes pequeños se deben emplear pocos cuadros para la decoración. Es mejor contar con una sola pieza de tamaño mediano, que puede ser un díptico o un tríptico, y de preferencia que no incluya marco para darle ligereza a la pared en la cual vas a ubicarlo.
cuadros2
Las escaleras constituyen un espacio ideal para colocar una composición de cuadros, pero siempre respetando la armonía entre los colores y el estilo de las obras, así como sus marcos. Además, es importante guardar distancia entre ellos para que el efecto final no sea recargado ni desordenado.
Por último, es muy importante tener en cuenta que la adquisición de un cuadro no debe tratarse de una obligación inmediata, independientemente de nuestro presupuesto, lo importante es encontrar aquel que realmente nos gusta y nos transmita una idea o sensación agradable. No utilices los cuadros para llenar espacios difíciles, ya que lo que lograrás será una ubicación inadecuada.