Cortinas para la habitación de los niños


Tal como ocurre en las demás habitaciones de la casa en donde se colocan cortinas, el dormitorio de los niños debe sujetarse a algunas normas específicas a la hora de escoger el tipo adecuado de cortinas para ellos.
Claro está, que debemos tomar como paso inicial el gusto de los pequeños, tanto en el color como en las formas y motivos que deben ir en las cortinas, pero sabiendo que hay aspectos que ellos no van a considerar a la hora de elegir las más adecuadas por su funcionalidad.
Y para esto, se tendrán en cuenta algunos detalles importantes como es la ubicación de las ventanas de sus habitaciones respecto a la salida o puesta del sol, ya que no será lo mismo que éstas estén ubicadas hacia el este u oeste que si se encuentran orientadas hacia el norte o hacia el sur.
cortina
Definitivamente, la iluminación natural durante el día va a ser totalmente distinta en estos casos, por lo que ello nos dirá el grosor de los textiles para las cortinas en el cuarto de nuestros hijos.
Otro detalle a tener en cuenta es la armonía que debe existir entre ellas y el resto del mobiliario del cuarto, así como también los dibujos y formas de las cortinas que pueden estar a tono con algún elemento favorito del niño, el mismo que podría estar representado en otra parte de la habitación a través de otro elemento.
El tamaño de la habitación es también un referente indispensable a la hora de elegir las cortinas, ya que si se trata de un dormitorio pequeño, lo mejor será utilizar cortinas simples, de colores neutros y sin muchos elementos, formas o motivos en ellas, para así no recargar el ambiente.
Por último, pero no menos importante, es asegurarnos de que el material usado para las cortinas no sea altamente inflamable o que tenga, en su constitución, materiales nocivos para la salud de nuestros pequeños.